Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Estas son las nuevas medidas de ayuda para autónomos y empresas aprobadas ayer por el Gobierno

El Gobierno aprobó ayer, 31 de marzo, una serie de medidas "para aliviar la tensión financiera" de empresas y autónomos, complementarias a las de los últimos reales decretos-leyes.

Principales medidas aprobadas:

  • Concesión -de forma excepcional- de moratorias en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social, en los casos y condiciones qe se determinen mediante Orden Ministerial. Por tanto, hasta que no se publique dicha Orden no se conocerán los detalles de la moratoria. En cualquier caso, el periodo de devengo, para las empresas, será el comprendido entre abril y junio de 2020. Para autónomos, entre mayo y julio. 
  • Aplazamiento de las deudas con la Seguridad Social que se deban ingresar entre abril y junio. Lo podrán solicitar las empresas y autónomos que no tengan en vigor aplazamientos de pago de deudas con la Seguridad Social. El tipo de interés exigido se fija en el 0,5 %.
  • Permiso para utilizar el Sistema de remisión electrónica de datos (RED) a empresas y gestorías, con el fin de facilitar a empresas y autónomos la realización de las gestiones con la Seguridad Social. De esta manera, podrán efectuar por medios electrónicos las solicitudes y demás trámites correspondientes a los aplazamientos en el pago de deudas, moratorias en el pago de cotizaciones y las devoluciones de ingresos indebidos con la Seguridad Social.
  • Posibilidad de abonar fuera de plazo sin recargo las cotizaciones sociales correspondientes a los días trabajados del mes de marzo. Esta medida se aplica a los autónomos que hayan suspendido su actividad, perciban la prestación por cese de actividad regulada en el Real Decreto-ley 8/2020 y que no hayan ingresado en plazo dichas cotizaciones.
  • Posibilidad de solicitar el aplazamiento del pago de principal y/o intereses a satisfacer en lo que resta de 2020 en el caso de créditos o préstamos financieros cuya titularidad corresponda a una Comunidad Autónoma o Entidad Local. Las empresas y autónomos que quieran optar a este aplazamiento tendrán que haber visto reducido su volumen de ventas de manera significatia o haber sufrido interrupciones en el suministro en la cadena de valor que les dificulte o impida atender el pago.

Por otro lado, para los beneficiarios de la prestación extraordinaria por cese de actividad -artículo 17 del Real Decreto-ley 8/2020-, para los casos de suspensión de la actividad, no habrá recargos en la cotización correspondiente a los días de actividad en el mes de marzo no cubiertos por la prestación regulada en dicho artículo, que no fuera abonada dentro del plazo reglamentario de ingreso.

Además, el nuevo Real Decreto-lery aprobado ayer por el Gobierno también prevé las formas en que se puede acreditar la reducción de la facturación. En el caso de los autónomos que no estén obligados a llevar los libros que acreditan el volumen de actividad, deberán acreditar la reducción de al menos el 75 % exigida mediante cualquier medio de prueba admitido en derecho (por ejemplo, presentando la facturación emitida). 

ATA cree que estas medidas no suponen ningún apoyo

Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos), ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que este nuevo paquete de medidas económicas no supone ningún apoyo para la mayoría de autónomos.

El presidente de ATA sigue pidiendo la suspensión de las cuotas de las cotizaciones sociales, no solo la moratoria. También pide bajar el umbral de pérdidas del 75 % al 30 %. Para los autónomos que han visto su actividad suspendida y tienen que seguir pagando sus gastos fijos, sin ningún ingreso, Lorenzo Amor solicita la suspensión de la cuota de abril y las obligaciones tributarias del primer trimestre.

"En el ámbito económico el Gobierno sigue con el rumbo no correcto y nos va a llevar a la pérdida de más de medio millón de autónomos", señala Amor a Europa Press. Para el presidente de ATA, las medidas dejan fuera a dos de cada tres autónomos. También indica que faltan ayudas para establecer una moratoria de hipotecas de los locales comerciales.

Por su parte, el director financiero de C de Comunicación, Joaquín Candela, asegura que "lo primero que llama la atención es que no hay ninguna ayuda ni a pymes ni a autónomos. Lo que hay son medidas para facilitar los aplazamientos de los compromisos, tanto con la seguridad social, como con empresas suministradoras de agua, luz y electricidad y, probablemente, del alquiler del local de negocio (en caso de que tenga el local en propiedad e hipotecado, está claro que sí puede acceder a una moratoria)".

Además, "la moratoria de seis meses del aplazamiento de los pagos a la Seguridad Social depende de una orden del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Aún está por aprobarse. En este decreto se habla de aplazamiento en las cuotas devengadas en abril, mayo o junio (pagos en mayo,junio y julio). Para los autónomos las devengadas en mayo, junio y julio. Habrá que esperar a la orden ministerial, pero que se den prisa porque esta moratoria hay que pedirla en los 10 primeros días del mes".

En opinión de Joaquín, "el problema de la mayoría de pymes y autónomos es que sus ingresos son cero (o casi). Todas las medidas que se están tomando van encaminadas a facilitar el aplazamiento, endeudamiento... Se puede crear una bola de deuda que condicione muchísimo la continuidad de muchos negocios o que retrase la mejora por el miedo a la deuda".

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados