Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Leroy Merlin cierra dos tiendas Akí en Madrid

Durante este mes de mayo Madrid ha perdido dos centros de bricolaje. El pasado 5 de mayo cerraba sus puertas el Akí de barrio de la calle Alcalá, mientras que hoy, 15 de mayo, se clausura el Akí situado en la localidad de Parla, que tenía el formato de mediana superficie.

La fusión de Akí en Leroy Merlin (proceso que comenzó en enero de 2018) ha originado la transformación de los centros Akí en tiendas Leroy. Pero ya advirtió el director general de Leroy Merlin España, Ignacio Sánchez Villares, durante la presentación de los resultados de la compañía, el pasado mes de febrero, que se estaba analizando la rentabilidad de los diferentes formatos de tienda. Y, en concreto, para los Akí de barrio se estaba decidiendo si se transformarían a otros conceptos del grupo (Urban o Project) o si se cerraban.

"Es una mala política para la compañía tener tiendas que pierdan dinero", explicaba entonces Ignacio Sánchez. "Estamos estudiando lo que funciona y lo que no". Y el primer resultado de este análisis ha consistido en el cierre de estos dos centros de Akí en la Comunidad de Madrid. Fuentes del sector coinciden en señalar que ambos establecimientos se caracterizaban por su bajo rendimiento.

Desde Leroy Merlin se recuerda que la compañía dispone de una red muy amplia de tiendas y que este parque debe responder a las necesidades de los usuarios. Si en algún caso, explican, se toma la decisión de cerrar es porque se considera lo mejor para la empresa.

El Akí de barrio de la calle Alcalá de Madrid fue el primero de los tres centros de proximidad abiertos por esta cadena (de momento, mantiene los otros dos, situados en las calles Bravo Murillo y López de Hoyos) y se inauguró en julio de 2015. Sumaba un total de 400 m2 de sala de ventas, repartidos en dos plantas y una entreplanta, y ofrecía 1.500 referencias. Supuso una inversión de 400.000 euros. 

El Akí de Parla abrió sus puertas en mayo de 2016 y contaba con 4.100 m2 de superficie, con 19.700 referencias.

A los empleados de ambas tiendas (un total de 24: 10 de la calle Alcalá y 14 de Parla) se les ha ofrecido la reubicación en otros puntos de venta del grupo en Madrid.

Con estos cierres, Leroy Merlin mantiene 16 puntos de venta (incluidos los Akí) en la Comunidad de Madrid.

Comentarios

1 Juan luis 15-05-2019 18:28
No quiero que se sepa mi nombre.
Pero no es cierto lo de la reubicación del personal de Aki,.De alcala queda 2 y de Parla de 26 quedan 3 y porque tienen lazos con Leroy, los demas deuna forma u otra despedidos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados