Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Los fabricantes se rebelan contra las penalizaciones de la gran distribución

La asociación que los representa está enviando cartas personalizadas a las grandes superficies que ya hayan advertido de la imposición de penalizaciones a los proveedores. En ellas, AFEB les recuerda que el ordenamiento jurídico español "es suficientemente claro para evitar la imposición de sanciones".
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Los fabricantes se rebelan contra las penalizaciones de la gran distribución

Los fabricantes de ferretería y bricolaje se han unido para plantarle cara a la gran distribución. Ante la amenaza de recibir penalizaciones por incumplimiento de contrato (principalmente por subidas de precios y retrasos en la entrega), la asociación que los representa (AFEB) está enviando cartas personalizadas a las grandes superficies que ya han advertido de la imposición de penalizaciones a los proveedores que forman parte de AFEB.

En ellas, la asociación recuerda a cada gran distribuidor que el ordenamiento jurídico español "es suficientemente claro para evitar la imposición de sanciones" en circunstancias "imprevisibles e inevitables", y avisa de que ha recomendado a sus asociados "no admitir la aplicación de penalizaciones en los supuestos en los que la causa del incumplimiento en las entregas sea totalmente ajena a la voluntad del proveedor e imprevisible en el momento de suscripción del contrato".

AFEB subraya en su misiva que, desde hace algunos meses, "las dificultades de aprovisionamiento de materias primas y componentes, junto con los problemas del transporte marítimo, están afectando la práctica totalidad de sectores productivos, viéndose notablemente afectada gran parte de nuestra economía y nuestro sector en particular".

La asociación, que tiene constancia de que "algunos proveedores están en un proceso de discusión con sus clientes respecto a la aplicación o no de penalizaciones", considera que dichas penalizaciones por incumplimiento en los plazos de entrega "son inaceptables en estos momentos, y no debieran aplicarse, por encontrarnos ante un claro caso de fuerza mayor que, además de imprevisible e inevitable, es totalmente ajeno a la actuación de los proveedores o fabricantes".

Países como Francia no aplican penalizaciones

El incremento del precio de los fletes, junto con la escasez de contenedores y de materias primas (muchas de las cuales han incrementado notablemente su cotización), ha provocado, y así lo recuerda AFEB, "roturas de stocks y dificultades, cuando no imposibilidad, de cumplir con las obligaciones contractuales en el tiempo y forma previstos inicialmente". Por ello, invoca el artículo 1105 del Código Civil, en el que se contempla que "nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse o, que, previstos, fueran inevitables".

Asimismo, AFEB recurre al derecho comparado, refiriéndose en su carta a países como Francia, en los que no se están aplicando penalizaciones por entender que los problemas en las entregas han sido provocados por causas de fuerza mayor y reciben el amparo legal de su ordenamiento jurídico. También se refiere la asociación a la cláusula 'rebus sic stantibus', un principio del Derecho en virtud del cual se entiende que las condiciones establecidas en un contrato tienen en cuenta las circunstancias que concurren en el momento de su celebración, por lo que cualquier alteración que se produzca de dichas circunstancias puede dar lugar a la modificación de las condiciones que se establecieron en el momento de la firma del contrato.

AFEB considera que "es importante suavizar en la medida en que sea posible las consecuencias de esta situación de fuerza mayor" y, además de recomendar a sus asociados no admitir la aplicación de penalizaciones, avisa a la gran distribución de que la imposición de sanciones "contraviene el ordenamiento jurídico español y podría significar, además, un enriquecimiento injusto por parte del distribuidor".

¿Crees que, en las actuales circunstancias, deberían eliminarse las penalizaciones por incumplir los tiempos de entrega?

Comentarios (1)

This comment was minimized by the moderator on the site

Mi voto ha sido no. Y lo es por que creo que eso debe servir para poner a las marcas en la tesitura de hacer una apuesta por el pequeño comercio, que no deja de ser una red de puntos de venta de mayor cobertura que las GSB.

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación