Inicio / Opinión / La tormenta acecha

La tormenta acecha

En un paisaje comercial en constante evolución, las ferreterías, al igual que las librerías, enfrentan una encrucijada que despierta inquietud: el cierre progresivo y la falta de relevo generacional. Una tormenta que también afecta a otros sectores tradicionales y que refleja la lucha constante de los negocios familiares por adaptarse a los nuevos tiempos y retener el interés de las generaciones más jóvenes.

La ferretería, que siempre ha sido un pilar fundamental en comunidades locales, se ve amenazada por la dificultad de atraer a jóvenes emprendedores dispuestos a continuar con el legado familiar. A medida que la tecnología y las grandes cadenas minoristas ganan terreno, las ferreterías luchan por mantener su relevancia en un mundo cada vez más digital.

Pero la falta de interés de los jóvenes en seguir los pasos de sus antecesores en el negocio no es sólo un problema de las ferreterías, sino que también se da en otros sectores, como el de las librerías. Estos establecimientos, que han resistido el golpe de las plataformas digitales, se enfrentan a la realidad de que la próxima generación muestra menos entusiasmo por asumir la gestión de lugares llenos de historia y conocimiento.

El fenómeno de cierre y falta de relevo generacional en ferreterías y librerías comparte ciertas similitudes. Ambos son refugios de conocimiento especializado, arraigados en la comunidad, pero luchan por competir con las comodidades y la inmediatez que ofrecen las plataformas en línea.

Así como algunas librerías han buscado estrategias innovadoras para atraer a nuevos lectores, con puntos de venta atractivos como La Mistral -un lugar inspirado en las grandes librerías de Buenos Aires-, los ferreteros y ferreteras también deben explorar nuevas formas de mantener viva la llama del interés entre las generaciones más jóvenes. La adaptación a las tecnologías emergentes y la creación de experiencias únicas en el punto de venta pueden ser clave para revitalizar estos negocios tradicionales.

En este contexto, también es crucial que las comunidades reconozcan el valor de estas instituciones locales y busquen maneras de apoyarlas. La supervivencia de las ferreterías no sólo depende de la adaptación interna, sino también de la apreciación y participación activa de los consumidores locales. Si nosotros no nos involucramos, no luchamos por la supervivencia de los negocios de barrio, de cercanía, los de toda la vida, y recurrimos, por ejemplo, a Amazon, ¿cómo van a seguir vivos estos rincones?

Es obligatorio actuar ahora para preservar estos tesoros locales antes de que se desvanezcan en el polvo de la historia.

Hoy recomiendo “Ellas iban Sin Sombrero”, de la editorial Ponent Mon y guiado por Carolina Corvillo. Este libro, ilustrado por cinco artistas contemporáneas, narra cinco historias inspiradas en la pintora Maruja Mallo, las poetas Ernestina de Champourcin y Josefina de la Torre, la bailarina Tórtola Valencia y la escultora e ilustradora Marga Gil, creadoras que desafiaron los prejuicios contra las mujeres artistas en la primera mitad del siglo XX.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio