Inicio / Branded Content / Mejorar el punto de venta / ¿Cómo adaptarse a los nuevos hábitos de compra y tecnología en nuestra ferretería?
Ferretería Valls (Jijona).
Mejorar el punto de venta

¿Cómo adaptarse a los nuevos hábitos de compra y tecnología en nuestra ferretería?

Clientes hay de todo tipo y cada uno demanda o prefiere una serie de artículos o servicios. Y esta demanda cada vez es más distinta y cambiante. Estos cambios suceden a una gran velocidad y los ferreteros deben tenerlo muy en cuenta. Deberán adaptarse y cambiar para no perder ventas ante este dinamismo social y de consumo. Esta nueva tendencia choca con la lentitud y tranquilidad con la que se toman los cambios algunos de los establecimientos del sector, que siguen a su ritmo, sin querer ver y entender lo que está pasando a su alrededor y especialmente en el mundo de la ferretería, el bricolaje y el suministro industrial.

No se quiere ver lo que sin duda acabará con todo ferretero que no evolucione, que lo dirigirá hacia el caos, el fracaso y hasta el cierre de su punto de venta. Por este motivo, debemos prestar mucha atención a una serie de avisos, que nos deben hacer cambiar por obligación y sin ningún tipo de demora. Nos afecta y nos afectará mucho todo lo relacionado con el mundo tecnológico, que engloba una gran cantidad de facetas que no empiezan ni acaban en tener un simple ordenador y un software.

Hay que permanecer alerta a los cambios

Los cambios que vamos a poder vivir de inmediato son tan importantes y magistrales como la invención en 1879, por parte de Thomas Edison, de la electricidad, que marcó un antes y después en el mundo. Ahora estamos asistiendo a otro gran cambio, que está en su fase embrionaria, pero va creciendo día a día: la inteligencia artificial. Esto era algo impensable que sólo se podía ver en algunas películas de ciencia ficción y lo veíamos lejos; ahora ya es una realidad al margen de muchas más novedades tecnológicas que vamos a poder vivir en los próximos cinco años.

Con todos estos adelantos tecnológicos, ¿cómo podemos seguir manteniendo el actual sistema de gestión y disposición en nuestra ferretería? Está claro, como comentaba antes debemos avanzar en todos los frentes para mejorar el sistema de funcionamiento y de oferta en nuestra ferretería. No es una sugerencia, sino una obligación. Y los ferreteros que no se preparen para este último asalto, que será de los más difíciles de superar por un problema de asimilación tecnológica, sufrirán.

No reconocer que debemos evolucionar es un atraso, porque está claro que el futuro está ahí, delante de nosotros. Y sólo hay que tener la voluntad de evolucionar para mejorar en nuestra ferretería. Esta apatía muy extendida en el sector hace que algunos ferreteros sólo piensen en su jubilación. Está bien esperarla y también es merecida, pero si queremos vender o traspasar nuestra ferretería, ¿cómo cambiará lo que puedan pagar por ella si facturamos quinientos mil euros o si facturamos cinco millones de euros y, además, contamos con un buen margen? Para que esto ocurra, debemos hacer algo más.

Soluciones para abordar el cambio de nuestra ferretería

Hay que disponer de una ferretería más actual, con una oferta comercial adaptada a la demanda y a la tipología del cliente y, además, debemos generar beneficios. Una de las ventajas que nos aporta la mejora del punto de venta es el poder ganar más, ya que podemos ajustar mucho más nuestros costes, en recursos humanos y en consumos, entre otros aspectos. Y esto repercute en más rentabilidad y ganancias. Debemos pensar que nada es imposible y más en los tiempos que vivimos.

Si miramos hacia atrás, recordamos que cuando salió al mercado el primer fax muchos menospreciaron el invento y sus ventajas. Afirmaban que no serviría para nada y que los comerciales vendrían a hacer y recoger pedidos como siempre. Pues no fue así. Los que contaban con fax tenían más pedidos y se ahorraban en costes; posteriormente ya se popularizó y todo el mundo tenía un fax, hasta que la evolución y la tecnología impuso otro sistema como es el correo electrónico, entre otros muchos más avances tecnológicos.

A pesar del elevado coste que suponía para la época, el ahorro de no tener que llamar por teléfono al comercial o fabricante para cursar o confirmar un pedido era realmente eficaz y muy rentable.

Con esta breve reflexión sobre la innovación y la tecnología pretendo generar inquietud a los ferreteros sobre la tecnología, que no es cara si se aplica la justa y necesaria. Y si se utiliza adecuadamente, claro.

La actualización y el cuidado del punto de venta, claves para seguir avanzando

No podemos estar de espaldas al mercado, a las mejoras de nuestra competencia y a las exigencias de nuestros clientes. Por ejemplo, disponer de todos los sistemas de pago existentes en el mercado: tarjetas de crédito, Bizum, transferencia, efectivo, etc.

No podemos tener una ferretería a oscuras o con poca luz, porque los equipos que tenemos son viejos y están obsoletos a nivel de ahorro energético. Tenemos que ofrecer una temperatura agradable dentro de nuestra ferretería y no calentar o enfriar con unos equipos de aire acondicionado que hacen más ruido y consumen más electricidad. No podemos vender productos sobre unos lineales viejos y en mal estado, no podemos no contar con una página web aunque sea sólo como imagen y estar activo en las redes sociales, etc.

Todo esto es parte de la tecnología necesaria para la comodidad del cliente, pero también debemos evolucionar con nuestra oferta y las gamas de las que disponemos en nuestra ferretería. No puede ser que aún no tengamos linternas de led para ofrecer a nuestros clientes, no es posible que nuestra oferta de maquinaria sea mayoritariamente con cable y no con batería, no puede ser que nuestra oferta de pintura esté basada en colores antiguos y poco comerciales, no es normal que hacer un presupuesto sea un problema por el tiempo que invertimos en localizar los contenidos a presupuestar (fotos, características, precios, etc.).

Todo esto pasa por la ausencia de medios tecnológicos, entre otros muchos más problemas como la falta de innovación, la carencia de mejoras y la escasa aplicación de las herramientas actuales para una correcta gestión de un negocio, que si lo hacemos bien genera grandes beneficios, pero nos puede llevar a la ruina si no hacemos nada por él.

Hay que querer contar con todo lo que haga más fácil nuestra actividad comercial y nos ayude a dar al cliente lo mejor a nivel de oferta de productos, calidad en el servicio y una gran experiencia de compra cuando nos visita.

Sugerencias y comentarios:

  • Vivir de espaldas a la innovación y la tecnología es un error comercialmente muy caro.
  • Debemos contar con todas las herramientas tecnológicas que nos facilite nuestra gestión y nos ayuden a generar más venta y beneficio.
  • Los hábitos de compra del cliente están cambiando y los sistemas para ser atendidos también.
  • En el punto de venta debemos contar con todos los elementos tecnológicos que facilite la compra y la estancia del cliente en nuestra ferretería.

Autor: Antonio Valls

Antonio Valls, director general de SystemShop Consulting S.L. Autor del libro ‘F de Ferretería. Manual para la Ferretería del siglo XXI’.

Con más de 24 años de experiencia en gestión e innovación en el punto de venta, Antonio Valls es un apasionado del sector de ferretería y bricolaje.

Antonio Valls SystemShop Consulting

SystemShop Consulting S.L. es una empresa especializada en la optimización e innovación en el punto de venta (retail). Busca y da soluciones efectivas a cualquier problema: imagen del establecimiento, ‘lay out’, formación del personal, imagen corporativa, gamas de producto, negociaciones con proveedores, gestión de compras, ‘mystery shopper’, implantaciones, iluminación, rotulación y señalización, escaparates, gestión del punto de venta, indumentaria, distribución interior, decoración interior del establecimiento, lógica de funcionamiento.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

Scroll al inicio