Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. ¡Ojo con las mascarillas que vendes! Puede que no sean fiables

¡Ojo con las mascarillas que vendes! Puede que no sean fiables

Asepal ha difundido una serie de recomendaciones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para saber si los productos que se comercializan son o no de calidad.

La Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual (Asepal) ha emitido un comunicado para advertir de que no todas las mascarillas que se comercializan son fiables. En esta ocasión, la Asociación se centra en las mascarillas higiénicas, que son las más utilizadas por la población en la actual coyuntura de crisis por el COVID-19.

mask 5475679 640

Desde Asepal resaltan que es fundamental que los laboratorios que realizan los ensayos para certificar las propiedades de estas mascarillas "cuenten con la solvencia técnica suficiente para ofrecer resultados sólidos y representativos", puesto que no hay ninguna norma que establezca la necesidad de que el laboratorio que verifique las propiedades de estos productos cuente con ningún tipo de autorización expresa para realizar los ensayos y emitir los certificados que verifiquen el cumplimiento de los requisitos aplicables a las mascarillas.

Cualquiera podría preguntarse que cómo es posible que se permita que cualquier laboratorio pueda realizar los ensayos. La respuesta es relativamente sencilla: las mascarillas higiénicas no tienen la consideración ni de equipo de protección individual (EPI) ni de producto sanitario. Por ello, su comercialización se rige por la Orden del Ministerio de Sanidad dictada el pasado 19 de abril, durante el estado de alarma, y por otras normas precedentes relacionadas con la defensa de los consumidores y usuarios, el etiquetado de los productos industriales y la seguridad general de los productos.

El problema, para el ferretero

El problema, entonces, es para el dueño de la tienda que vende mascarillas higiénicas pensando que cumplen con sus propiedades, pero que realmente no es así. Y si lo que venden no tiene calidad, las autoridades de vigilancia de mercado pueden actuar contra esos productos que no cumplan con los requisitos declarados en su información.

Asepal advierte de que, aunque sobre el papel cualquier laboratorio podría hacer los ensayos de BFE (Eficacia Filtrante Bacteriana) y de respirabilidad, es responsabilidad del fabricante, o el importador, responder de las propiedades declaradas de los productos que está vendiendo, es decir, que tienen la "obligación de tener que responder por los resultados asociados a las propiedades declaradas por la mascarilla higiénica".

Pero, al final, el dueño de la tienda es el que se puede encontrar con el problema. De ahí que Asepal ofrezca una serie de recomendaciones para que esto no ocurra. Y no sólo porque el ferretero (en este caso) pueda tener un problema por no vender un producto de calidad; también porque si vendemos ese tipo de productos estaríamos jugando con la salud de las personas.

¿Te fijas en quién emite los certificados de las mascarillas que vendes?
Total 6 Votos

Cómo verificar que el producto es de calidad

Asepal ha difundido una serie de recomendaciones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para que se preste "especial atención" a determinados aspectos que "pueden ser indicativos" de que el ensayo realizado por el laboratorio es, cuanto menos, dudoso. Para un fabricante que confía parte de su suerte a la capacidad técnica de un laboratorio, es de vital importancia verificar los informes de ensayo que le suministra su proveedor.

Según el Ministerio, hay que fijarse en:

  • Documentos emitidos por entidades de dudosa capacidad, errores de forma o de concepto, contenido que no se adapta a lo que pide la especificación aplicable.
  • Resultados imposibles o con contradicciones.
  • Carencia de alguna información relevante.
  • Documentos manipulados, o con falta de identificación de quién lo ha emitido o del producto que se ha ensayado, o escritos de forma ambigua o confusa.
  • Tampoco son válidos los documentos que puedan dar a entender que una mascarilla higiénica es un EPI o que tiene las prestaciones de un EPI.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados