Inicio / Opinión / Los alemanes son cada vez menos alemanes

Los alemanes son cada vez menos alemanes

No es un trabalenguas ni tampoco quiero hablar de demografía, aunque desde hace varias décadas su población tiende a la baja con más muertes que nacimientos. De lo que yo quiero hablar es del mítico trabajador alemán, eficiente hasta la extenuación y siempre comprometido con la empresa y su quehacer profesional. Pasó a la historia; me temo que la globalización se lo llevó por delante. Lo de las capacidades innatas de los alemanes en materia de eficacia laboral me lo he dejado de creer. Son ya varias décadas trabajando con muchas marcas germanas, conociendo a sus ingenieros, departamentos de diseño, marketing, producción, ventas… y ya no cuela.

Estamos muy emparentados con la fábrica de Europa en el sector de la ferretería y el suministro industrial como para no habernos dado cuenta de que trabajamos tantas horas como ellos y las aprovechamos mejor.

Si quieres que un anuncio no llegue a tiempo sólo tienes que pedírselo a una marca alemana y darle menos de un mes para la presentación del diseño.

Cuando las copias llegan antes que los originales

Se ha convertido en habitual que la llegada al mercado de productos acumule meses de demora con respecto a la fecha de presentación prevista por las firmas alemanas durante su presentación.

Me lo recordaba un buen cliente y amigo al contarme una anécdota que merece altavoz. En este caso la copia llegó antes que el original; que ya es decir. El producto debía estar en el mercado en tres meses pero el retraso se fue al año y medio. Tiempo suficiente para que se produjeran filtraciones de diseño y ventajas del producto; la copia llegó primero de China.

Un sitio en Durango para comer anchoas rebozadas. Del País Vasco siempre se trae uno un buen recuerdo gastronómico: Mesoi Barria

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio