Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Sandra Luna, propietaria de Ferretería Bike Luna

Sandra Luna: "Ahora estoy vendiendo muchísimo más que antes, estoy duplicando ventas"

Esta joven ferretera decidió abrir su propia tienda en 2009, con tan solo 23 años de edad. Ferretería Bike Luna abrió hace cuatro meses su nuevo y más amplio local en Puente de Génave, Jaén, con el concepto de Cofan DAS.

Mujer y juventud definen de un simple vistazo a Sandra Luna. Pero esta ferretera, que derrocha simpatía, es también atrevida, tenaz y obstinada, valores, sin duda, necesarios para dirigir un comercio de ferretería.

Ferretería Bike Luna abrió sus puertas en pleno colapso económico del país, en 2009, en el centro de Puente de Génave (Jaén). Tenía tan solo 23 años de edad. "El pueblo llevaba dos años sin ferretería", explica. "Yo quería abrir mi propio negocio" (Sandra proviene de una familia de comerciantes) "y mi padre me sugirió que abriera una ferretería, ya que en su tienda estaba notando que los clientes pedían cada vez más productos de este tipo". 

Y dicho y hecho. En un local de 100 m2 comenzó Sandra su nueva etapa que, como todos los inicios, fue complicada, pero en este caso, además, con una doble dificultad. "Al principio, los clientes desconfiaban, porque era mujer y muy joven". Con el tiempo ha demostrado de lo que es capaz y "ahora. si no estoy en la tienda, me buscan".

El negocio ha ido tan bien, que hace cuatro meses se trasladó a un nuevo establecimiento, mucho más grande, de 500 m2, donde cuenta con el apoyo de uno de sus seis hermanos, Pedro. En esta ferretería, además, ha incorporado venta de bicicletas y taller para bicis, además de maquinaria agrícola. Aprovechando este mayor tamaño, también ha incluido droguería y servicio técnico de reparación de maquinaria.

Para la puesta en marcha de este nuevo punto de venta, Sandra ha contado con el apoyo de Cofan (es distribuidor DAS desde hace tres años). "Nos han ayudado mucho con la nueva tienda", asegura. Y eso que le costó dar el paso para trabajar con Cofan, ya que se define como una persona bastante desconfiada. Pero la persistente labor de la comercial de Cofan y el buen servicio ofrecido terminaron de convencerla.

La nueva ferretería le entusiasma por la cuidada disposición de los productos y el amplio espacio existente para que los clientes puedan ver todo el surtido que ofrece. "Aunque al principio de abrir lo pasé mal, ahora estoy vendiendo muchísimo más que antes, he duplicado las ventas". ¿Lo que mejor funciona? "El servicio técnico. Pero lo que ha hecho que venda más es la buena colocación interior de la tienda. Hay espacio para que los clientes puedan dar una vuelta. Sin duda, el tener más espacio ha hecho que vendamos más".

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados