Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Formación
  3. Leroy Merlin: la apertura de nuevas tiendas salva su cifra de negocio

Leroy Merlin: la apertura de nuevas tiendas salva su cifra de negocio

Que la enseña Leroy Merlin ocupa la posición de liderazgo en el mercado español del bricolaje y mejora del hogar no lo discute nadie. Saber, en cambio, cuál es su cuota de mercado resulta más complicado, porque, si bien desde la cadena aseguran que es un 12 %, lo cierto es que esta cifra depende de qué familias de producto consideremos para calcularla.

A pesar de su hegemonía en España, la evolución de Leroy Merlin en los últimos años no ha estado exenta de dificultades. Su volumen de facturación  ha sufrido altibajos, cierto es que no demasiado pronunciados, pero habría que preguntarse hasta qué punto han influido las nuevas aperturas de tiendas -que no han cesado ni siquiera en los peores momentos de la crisis- en que sus ventas no hayan experimentado descensos más importantes.

En 2010, el volumen de facturación de Leroy Merlin España fue de 1.516 millones de euros (un 3,8 % más que en 2009), cifra que tres años después no ha logrado superar, a pesar de ir sumando nuevos establecimientos (en 2010, contaba con 49 centros y 2013 se cerraba con 57). Sin duda, 2011 ha sido uno de sus peores años, en el que, además, quedó destruida por un incendio una de sus tiendas 'estrella', la de Majadahonda, en Madrid. En dicho ejercicio, sus ventas cayeron un 3,8 %, lo que significó 1.461 millones de euros de facturación, con 49 centros (el cierre obligado de Majadahonda se compensó con la apertura de Toledo).

Tampoco 2012 fue el año de la remontada, aunque logró mantenerse prácticamente en los niveles del año precedente, con una ligera bajada del 0,5 % (y 1.454 millones de euros de facturación). Este dato sería bastante positivo, si no fuera por el hecho de que en 2012 la cadena realizó uno de sus mayores esfuerzos en lo que apertura de nuevas tiendas se refiere: siete, hasta sumar los 55 puntos de venta (no fueron 56, porque el centro de Sant Quirze del Vallés, en Barcelona, pasó a convertirse en un Bricomart, otra de las enseñas del grupo Adeo). Ello significa que, sin esas aperturas, la caída de las ventas de Leroy Merlin hubiera sido mucho mayor.

Esta tendencia negativa en la facturación se ha revertido, por fin, en 2013, cuando las ventas aumentaron un 3,5 % respecto a 2012, hasta alcanzar los 1.506 millones de euros, con 57 establecimientos. Sin embargo, todavía no ha conseguido superar la cifra de 1.516 millones de euros de 2010 y eso a pesar de contar -a finales de 2013- con ocho puntos de venta más que entonces.

En cualquier caso, hay que recordar que la facturación de la empresa en 2002 era de 609 millones de euros (con 23 puntos de venta). Once años más tarde y con 34 tiendas más, Leroy Merlin ha conseguido aumentar su cifra de negocio un 147 %.

Reportaje completo en el número 25 de Cuadernos de Ferretería y Bricolaje.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados