Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

El bricolaje en televisión pierde audiencia

El continuo desplazamiento de los programas en diferentes horarios dificulta que las emisiones especializadas en bricolaje incrementen su número de espectadores. A ello se añade la suspensión de algunos programas y la reorientación de contenidos de ciertos canales temáticos, antes más centrados en el ‘hazlo tú mismo’. No obstante, la audiencia de este tipo de espacios se caracteriza por su fidelidad, a pesar de los ‘vaivenes’ que, sobre todo, las cadenas de ámbito nacional practican con ellos.

 

La aparición en TVE de Bricomanía en 1994 marcó una nueva etapa en el desarrollo del bricolaje en España, una actividad prácticamente desconocida para el gran público por aquellas fechas. Bricomanía logró que muchos espectadores perdieran el miedo a hacer sus propios trabajos en casa, además de difundir esta otra manera de disfrutar del ocio. Tras él, surgieron otros programas, especialmente con la aparición de las cadenas temáticas, aunque ninguno ha llegado nunca a eclipsar la fama de este espacio pionero. Entonces parecía que el bricolaje se había convertido en el tema televisivo de moda, algo similar a lo que ocurría con las emisiones de cocina.

Sin embargo, en la actualidad su número se ha visto reducido, tras la desaparición de Bricolocus (programa que comenzó en La 2 de TVE y que posteriormente compró Chello Comunicación para su canal DeCasa) y la supresión temporal de Bricodeco. Desde luego que el continuo cambio de horarios y días de emisión sufrido por muchos de ellos no les ha favorecido. En este sentido, José Antonio Cantalapiedra, director de Comunicación de Bainet, productora de Bricomanía, afirma que ”si se respetan los horarios, la audiencia se comporta muy bien”. Y destaca como aspecto positivo la gran fidelidad de los espectadores de este tipo de espacios que, en su opinión, todavía tienen mucho recorrido, porque “las tiendas de bricolaje continúan creciendo y cada vez hay bricoladores de mayor nivel”. También los patrocinadores se muestran muy fieles temporada tras temporada e, incluso, se incorporan nuevas marcas.

Caso bien distinto es el de Bricolocus, un programa que siempre ha contado con una audiencia mucho más modesta y que intentó emular la exitosa fórmula de Bricomanía, sin conseguirlo. Después de un tiempo en La 2 de TVE, Chello Comunicación adquirió los derechos de emisión para su canal temático DeCasa, pero en la actualidad el espacio ha desaparecido (la empresa que lo realizaba, Onis Comunicación, ha cesado su actividad). En cuanto a Bricodeco, que también se emitía en DeCasa, se ha retirado de forma temporal, debido “a que la evolución del canal ha variado hacia temas relacionados con el ‘lifestyle’, el bienestar, la familia… y nos estamos alejando del ‘hazlo tú mismo’. Queremos ir por otra línea”, asegura Susana Álvarez, channel director assistant de Chello Comunicación. Sí está previsto su retorno, pero en fin de semana y no como espacio diario, como ocurría hasta ahora. De momento, Bricodeco está apareciendo en La Otra de Telemadrid, que compró los derechos por dos años.

 

Predominan las mujeres

 

 

 

Un análisis del tipo de audiencias de los programas de bricolaje revela dos datos curiosos. En primer lugar, el porcentaje de mujeres que los ven es, en todos los casos, significativamente superior al de hombres. Probablemente por ello cada vez surgen más espacios dedicados a la decoración y el hogar, hasta el punto de que se han creado programas especializados íntegramente en estos temas. Y en segundo lugar, el gran número de niños y adolescentes que forman parte de su audiencia.

Los datos facilitados por la consultora Barlovento Comunicación (y elaborados a partir de las cifras ofrecidas por Kantar Media, empresa dedicada a la medición de audiencias) reflejan que la cuota media de pantalla de los espacios televisivos de bricolaje se encuentra en descenso. Así, en Bricomanía, ésta fue del 9,2% entre 2009 y mayo de 2010 (su última etapa en Telecinco), pero si examinamos cada periodo se observa un descenso generalizado desde el 11,4% de enero de 2009 al 7% de mayo de 2010. Este decrecimiento se viene produciendo desde 2005, según publica FórmulaTV. Ese año Bricomanía alcanzó el 18,1% de cuota, mientras que en 2006 fue del 16,9%, en 2007 del 15,7% y en 2008, del 11,9%. Sin embargo, parece que su cambio a Antena3 ha servido de revulsivo, puesto que en su primera emisión logró un 9,8%, según Barlovento. Habrá que esperar para ver qué ocurre en los próximos meses. El caso de Bricolocus es similar. Pasó del 4,3% de cuota de pantalla en enero de 2009 al 3,4% en junio del mismo año (fecha en que desapareció de La2). Por su parte, Bricodeco se mantiene más estable, aunque con picos de audiencia según los meses, con un 0,3% en marzo de 2009 y un 0,6% en septiembre de este año (datos que se refieren a su emisión en La Otra). En cuanto a Bric, un espacio de la cadena autonómica de Telemadrid, ha descendido del 13,1% en enero de 2009 (media ponderada en función del ámbito de emisión) al 4% en septiembre de 2010.

 Más información en Cuadernos de Ferretería y Bricolaje, Nº1

 

 

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados