Inicio / Reportajes / En la ferretería, como en el fútbol, es importante trabajar en equipo
MEJORAR EL PUNTO DE VENTA

En la ferretería, como en el fútbol, es importante trabajar en equipo

Aunque hay muchas clases de equipos (deportivos, de investigación, de ventas, comerciales, etc.), existe uno que es de los más importes y necesarios en todos los establecimientos y actividades: los equipos de trabajo. Y debemos saber quiénes lo forman y para qué sirve.

Un equipo de trabajo está integrado por todas las personas necesarias para el desarrollo del día a día de nuestra actividad comercial, y sirve de ayuda para desarrollar y llevar a cabo la diversidad de acciones que son necearías para el desempeño de nuestra actividad.

Por muy simple y fácil que parezca hacer un buen equipo de trabajo y que estén todos alineados en la forma de trabajar, es muy complejo, ya que la finalidad del equipo es que cada uno aporte lo mejor que sabe hacer y que se lleve a cabo con la máxima precisión y calidad, debiendo de cumplir unos plazos y unos requisitos que el día a día nos demanda.

En la mayor parte de los puntos de venta, las personas trabajan de manera independiente, y esto es un gran problema para las propias personas y, por supuesto, para la actividad comercial de nuestra ferretería.

Que cualquier miembro del equipo pueda rematar

Un equipo trabajo debe tener muy claras cuáles son sus tareas y quién las tiene que llevar a cabo. El ejemplo lo tenemos en un equipo de futbol, en el que, si el equipo funciona bien, siempre hay varios jugadores preparados para rematar por si el disparo a portería falla y existe una posibilidad de recuperar el balón.

En la ferretería debe ser lo mismo: hay que saber qué hacemos, cómo los hacemos y quién lo hace. Hay que formar equipos de trabajo para cada área, sección o departamento de nuestra ferretería, y todos deben estar coordinados para que cualquiera de los miembros del equipo pueda ofrecer una solución aunque no esté el responsable de ese área en concreto.

Un problema muy común en las ferreterías es el reducido número de empleados con los que se cuenta, y de todos es sabido que un equipo, como mínimo, lo deben formar dos personas.

Aunque pueda parecer que dos es una cantidad muy reducida, puede serlo o no, ya que la finalidad de trabajar en equipo se basa en aportar lo máximo en lo que mejor sabes hacer, y compartirlo con los demás.

Las ventajas del equipo son innumerables. Si sabemos repartir y equilibrar las tareas, bajo la premisa de que cada uno aporte lo mejor de sí mismo en beneficio del bien común, podremos conseguir cualquier objetivo.

Ver la solución y no sólo el problema

Debemos ser muy sociables y participativos para que podamos lograr el fin sin importar los medios ni las personas que lo hacen. El objetivo es cumplir a la perfección todo lo propuesto, por compleja que pueda resultar una tarea.

En nuestro día a día hay muchos trabajos que no son de nuestro agrado, pero siempre hay alguien que los lleva a cabo porque es una necesidad para conseguir el fin del proyecto propuesto. Cuando en nuestra ferretería hay que recepcionar o reponer, entre otras muchas labores, muchos empleados intentan, en la medida de lo posible, no hacer este tipo de trabajo porque es muy repetitivo, cansado y poco agradecido, o porque consideran que no está a su altura o no es de su categoría.

Es fundamental contar en nuestro equipo con personas que vean la solución y no que se enfoquen solamente en el problema. Es también fundamental mentalizar a nuestro equipo de que todos somos piezas importantes y de que somos necesarios.

Y es que, la posibilidad de éxito de todo lo que nos propongamos está basada en el trabajo en equipo y en trabajar para el equipo. Nuestra ferretería es el espacio en el que llevamos cabo todo nuestros proyectos y nuestras acciones, y si contamos con un equipo de personas que creen en lo que hacen y por qué lo hacen, con esta filosofía es posible conseguir cualquier cosa.

Sin empleados, no hay negocio; y sin empleados implicados con la empresa y con su trabajo, tampoco. Por este motivo es tan importante generar sinergias que hagan que la relación con los compañeros no sólo sea porque trabajamos en la misma ferretería, sino porque formamos parte del mismo equipo. Cuando esto se consigue, los resultados son espectaculares y se crea un ambiente de trabajo sensacional. ¡Debemos probarlo!

Sugerencias y comentarios:

  • Formar equipo no es una opción, sino una necesidad.
  • Una ferretería que no tiene un buen equipo de empleados formando equipo, es muy difícil que funcione bien.
  • Los equipos de trabajo hacen que los objetivos se cumplan en tiempo y forma.
  • Se puede formar un equipo con tan solo dos personas que se reparten las tareas y las responsabilidades.

 

Autor: Antonio Valls

Antonio Valls, director general de SystemShop Consulting S.L. Autor del libro ‘F de Ferretería. Manual para la Ferretería del siglo XXI’.

Con más de 24 años de experiencia en gestión e innovación en el punto de venta, Antonio Valls es un apasionado del sector de ferretería y bricolaje.

Antonio Valls SystemShop Consulting

SystemShop Consulting S.L. es una empresa especializada en la optimización e innovación en el punto de venta (retail). Busca y da soluciones efectivas a cualquier problema: imagen del establecimiento, ‘lay out’, formación del personal, imagen corporativa, gamas de producto, negociaciones con proveedores, gestión de compras, ‘mystery shopper’, implantaciones, iluminación, rotulación y señalización, escaparates, gestión del punto de venta, indumentaria, distribución interior, decoración interior del establecimiento, lógica de funcionamiento.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

f763cb80-5d0c-4db2-97b1-b1b8eee328f0
Ir arriba