Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Mejorar el punto de venta

¿Cómo mejorar la entrada a tu ferretería?

Ya puedes adquirir el libro 'F de Ferretería. Manual para la ferretería del siglo XXI' en este enlace: http://blogs.cdecomunicacion.es/f-de-ferreteria-manual-para-la-ferreteria-del-siglo-xxi/ (25 euros, IVA y gastos de envío incluidos). En él se recogen los artículos escritos por Antonio Valls, con las claves para que las tiendas de ferretería evolucionen y se adapten al consumidor actual.

En una ferretería todo es importante, hasta el más mínimo detalle para poder vender, y uno de los principales es transmitir una buena sensación simplemente con ver nuestra fachada o hall de entrada.

Hay que combinar claridad de imagen para que el cliente vea quién somos y qué ofrecemos con seguridad y normativas arquitectónicas.

En una gran mayoría de establecimientos de ferretería estos dos aspectos están muy abandonados. Algunos ferreteros, cuando se habla con ellos sobre estos temas, suelen comentar que si hasta ahora les ha ido bien por qué cambiar. Como respuesta a la pregunta sirve, pero debemos hacernos otra: ¿hasta cuándo?. El mercado es cambiante y el público cada vez es más exigente en aspectos que hasta ahora no tenía ni la más mínima importancia. Por ejemplo ¿alguien podía imaginar que pediríamos un producto a un establecimiento y en dos horas lo tendríamos en casa? ¿Hace falta tanta rapidez?

Lo cierto es que todo lo que se les dé a los clientes por el mismo precio y les ayude a comprar, estos lo valoran. Por este y muchos motivos más es importante tener en cuenta cuál es la imagen que transmitimos a los cliente cunado estos pasan por delante de nuestro establecimiento.

Hemos de tener en cuenta que en lo que se refiere a la fachada y hall de entrada existen normativas municipales cada vez más extendidas sobre la rotulación exterior, las medidas de paso para acceso a la tienda, etc. que hay que tener siempre en cuenta.

A continuación detallo cuatro puntos esenciales sobre la visibilidad y la sensación de qué transmitimos en nuestra fachada y hall de entrada para que sea efectivo:

1.La rotulación

Contar con un rótulo que informe de nuestro nombre comercial es importantísimo. Este rótulo, además de nuestro nombre comercial, debe tener y transmitir nuestros colores corporativos.
No sirve de nada hacerlo del color que le interesa más al rotulista para fabricarlo. Deberá estar iluminado, para se pueda ver tanto de noche como de día, porque las horas que se está sin luz natural son muchas y por la noche aumenta la atención del cliente. En muchas ciudades la rotulación exterior se rige por unas normas muy específicas que deben cumplirse.
Es recomendable mantener en perfecto estado el rótulo tanto en limpieza como sus equipos de iluminación.

2. La puerta de acceso

Para una gran mayoría de ferreteros la puerta de la tienda es simplemente la puerta de acceso a la ttienda, pero no hay que verla así. La puerta de entrada es el lugar por donde pasaran todos los clientes que quieren comprar y, además, si esta puerta de acceso y su entorno no dispone de un aspecto visual agradable el cliente puede hasta dudar entrar.
Hay que evitar, en la medida de lo posible, que la puerta/hall de entrada sea una prolongación del interior de la tienda o una zona de recepción de palets y cajas.
Es importantísimo contar con unas medidas de accesibilidad que sean útiles para poder entrar y salir, y no hay ni que taponar ni obstaculizar esta zona con productos o expositores. Un elemento muy recomendable y necesario es contar con una puerta que sea acristalada y automática. Esto facilita mucho al cliente el acceso y, a su vez, cuando se acerca se abre la puerta e invita a entrar mucho mejor que si tienes que empujar una puerta. Si la puerta está colocada de una forma compleja el cliente puede dudar en si entrar o no en la ferretería.
Los costes de estos sistemas de puertas automáticas, en la actualidad, son muy accesibles.

3. La fachada

Es uno de los aspectos que es más visible por su volumen visual, al englobar la puerta de acceso, la rotulación y los escaparates. Todo está unido y soportado por la fachada. Su aspecto, su estado, su color, su forma… son visibles constantemente y dicen mucho de lo que hay dentro. Si témenos dejada y sucia la fachada la relación entre lo que vemos y lo que podremos ver dentro inconscientemente nuestra mente lo relaciona.
Hay que contar con un mantenimiento del estado de la fachada constante, borrar pintadas que se hacen, retirar carteles que se colocan de publicad de otras actividad, los acabados de pintura deben estar bien, si existe cualquier desperfecto hay que solucionarlo, etc. Es el espejo donde el cliente tanto de cerca como de lejos nos ve y valora quiénes somos y qué hacemos, y si lo hacemos bien o mal. Por ejemplo, un establecimiento que vende pintura y la fachada esta sin pintar y en mal estado, sin duda dice mucho del él.
Por norma general la fachada de un establecimiento nunca es como debería de serlo para la actividad, al existir una comunidad de vecinos o propietarios en una gran parte de establecimientos en los cuales existen unas normas de estéticas que hay que cumplir. Pero es recomendable poder negociar para conseguir la mayor superficie de fachada para poder aplicar nuestra imagen y colores, ya que esta atracción visual nos hacer vender, porque hace que el cliente nos vea.

4. Los escaparates

Son los trasmisores que sensibilizan a los clientes dentro del conjunto de la fachada. El escaparate es el detalle que transmite qué podemos ofrecer al cliente llamando su atención según lo que se expone y de la forma en que se presenta. Deben estar impecables y, lo más importante, deben ser renovados y cambiado constantemente para poder atraer la atención de todos los clientes, tanto a los que pasan esporádicamente como a los que pasan todos los días.
El nivel de detalle de un escapara deber ser muy alto. Desde la correcta iluminación, el buen estado de los cristales (limpieza), la distribución de los contenidos, etc. No podemos hacer que un escaparate sea una prolongación de nuestro almacén porque no tenemos más espacio.
Un escaparate no puede ser una oferta permanente de lo expuesto por el simple hecho de no tener tiempo para cambiarlo. No podemos colocar una muestra de todo lo que vendemos en el escapara ya que esta no es su función. Al escaparate hay que darle vida propia, ya que es un elemento que actuar como imán para que el cliente. Este debe sentirse atraído por la oferta, el producto, la forma de presentación, etc.

Existen muchos puntos más que tendríamos que tener en cuenta y que forman parte de lo que denominados acceso/entrada a nuestra ferretería pero estos cuatro puntos que se han detallado son de los más importantes y deberían estar muy cuidados.

Recordar que no se puede obstruir la entrada con productos mal colocados, expositores, mostradores de cobro y atención ya que reducen la accesibilidad y también en muchas ocasiones la intención de entrar de los clientes.

Sugerencia y comentarios

  • El acceso a nuestra ferretería es el inicio para una posible venta, ya que entra el cliente por ahí y deberá estar muy cuidado.
  • Debemos transmitir en conjunto en fachada, rotulación, escaparates y en el acceso, todo suma.
  • Obstruir el acceso con productos mal colados debilita nuestra imagen y genera, en más una ocasión, rechazo a los clientes.
  • Hay que modernizar los accesos, mediante puertas automáticas, iluminación adecuada, etc., ya que es la primera impresión que percibe el cliente de comodidad y modernidad de ese establecimiento.

Autor

Antonio Valls, director general de SystemShop Consulting S.L. Autor del libro 'F de Ferretería. Manual para la Ferretería del siglo XXI'.

Antonio Valls SystemShop Consulting

Con más de 24 años de experiencia en gestión e innovación en el punto de venta, Antonio Valls es un apasionado del sector de ferretería y bricolaje.

SystemShop Consulting S.L1. es una empresa especializada en la optimización e innovación en el punto de venta (retail). Busca y da soluciones efectivas a cualquier problema: imagen del establecimiento, ‘lay out’, formación del personal, imagen corporativa, gamas de producto, negociaciones con proveedores, gestión de compras, ‘mystery shopper’, implantaciones, iluminación, rotulación y señalización, escaparates, gestión del punto de venta, indumentaria, distribución interior, decoración interior del establecimiento, lógica de funcionamiento. 

Noticias relacionadas

¿Cómo convertir en rentable tu visita a una feria? ¿Cómo convertir en rentable tu visita a una feria?
Las ferias son una de las plataformas donde se adquiere el...
5 consejos para que los clientes recuerden tu ferretería 5 consejos para que los clientes recuerden tu ferretería
Que se acuerden de nosotros siempre es bueno y, como se suele decir,...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados