Inicio / Opinión / A veces toca dar marcha atrás

A veces toca dar marcha atrás

Con cada nuevo año, llega el momento de pensar en lo que queda por delante, para establecer los puntos que van a marcar el camino y lograr así alcanzar los objetivos. A veces, no obstante, toca dar marcha atrás a proyectos que creías que contaban con todo el sentido. Pero la realidad se impone.

Es lo que ha pasado con la feria de Ferbric. Para la central de compras este evento tenía toda su lógica: un espacio inmejorable de exposición (las instalaciones de Elektro3), donde muchas marcas ya cuentan con una interesante representación de productos, y unos compañeros de viaje (de nuevo, Elektro3) con mucho predicamento entre los puntos de venta.

Pero, al final, Ferbric se ha visto obligada a retroceder. ¿Para coger impulso? Veremos cuáles son sus planes. De momento, desde el grupo no nos han concretado nada… Todavía.

Resulta sintomático que quien haya oficializado la noticia de la cancelación de la feria haya sido Elektro3 que, en todo este tiempo (desde que saltó la información sobre el certamen), no quiso pronunciarse al respecto. Queda claro, pues, de dónde ha partido el no entendimiento.

Retroceder no significa necesariamente fracasar. A veces se trata de la opción menos mala dentro de los escenarios posibles. En el caso de Ferbric, tienen que explicar muy bien lo que ha pasado a sus asociados y a las marcas que habían confiado en el grupo. Y también, si existe un ‘plan B’. Quedamos a la espera.

Marta Jiménez

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

f763cb80-5d0c-4db2-97b1-b1b8eee328f0
Ir arriba