Inicio / Opinión / Juan Manuel Fernández / Mi cooperativa zombi (1)

Mi cooperativa zombi (1)

Soy socio de una cooperativa de ferretería de cuyo nombre no voy a acordarme –por mi bien y el de toda la organización-.  El mío, mi nombre, no es importante pero podéis llamarme Juan, así a secas. Cuando mi padre se hizo socio, la cooperativa cumplía una función vital para los pequeños ferreteros: les permitía acceder en condiciones de igualdad a los productos de las grandes marcas que, por entonces, solo vendían a mayoristas y a grandes ferreteros y suministros. El espíritu cooperativo subyacía en todas las operaciones y no eran extrañas las colaboraciones solidarias entre los socios. Los consejos rectores –mi padre estuvo cuatro años como vocal, a finales de los noventa, cuando la mayoría estaban integradas en Ancofe y la cadena Ferrokey era la más grande de todas- daban ejemplo y miraban por el bien común, por encima del suyo propio.

El paso de los años no sentó nada bien a nuestra cooperativa. El espíritu que impregnaba la organización se fue diluyendo como un azucarillo y los pequeños intereses personales se fueron imponiendo a los del colectivo. Los planes y las estrategias a largo plazo desaparecieron y fueron sustituidos por los retos cortoplacistas de los sucesivos consejos rectores. Mientras el mercado evolucionaba a un ritmo endiablado y nuestros clientes encontraban otros establecimientos más atractivos para efectuar sus compras, nuestros consejos y los gerentes que elegían para que les hicieran la pelota y les dijeran sí a todo, se preocupaban más de mirarse el ombligo y tejer y destejer alianzas con otras cooperativas y centrales de compra –para entonces Ancofe era historia, dinamitada por unos visionarios de infausto recuerdo- que tenían como referente el cinematográfico “Día de la Marmota”, y como estrategia de fondo la conocida estratagema de “cambiar todo para que nada cambie”.

Mi cooperativa ha estado en todos los guisados y, como la mayoría, ha formado parte de más de una de las organizaciones que se fueron creando y fundiendo a una velocidad sin precedentes. Cada tanto, nos reunían a los socios y nos contaban los extraordinarios agravios recibidos en la anterior alianza y las bondades que la nueva iba a representar.

Mi padre era el que asistía a las asambleas y a las diferentes reuniones de las comisiones de compras o de otra índole. Poco antes de jubilarse, ya entrado el siglo nuevo, empecé a acompañarle a dichas reuniones y a sospechar que la cooperativa a la que pertenecíamos no era más que una organización zombi que caminaba sin rumbo. Así se lo dije a mi padre, y le propuse o abanderar una alternativa para cambiar las cosas, o abandonar la cooperativa lo antes posible. (Continuará)

guest
11 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Amelia Lopez
Amelia Lopez
11/09/2018 11:47

Aqui en Galicia vemos que una de las cooperativas pioneras de ferreteria no ha sabido modernizarse y además ha cogida fama de vender caro porque ha decrecido en red y sus tiendas asociadas no se han renovado. A pesar de eso y de dar vueltas a ver si modernizan la cadena cada dia se estancan más. No creo ya en el concepto de cooperativa de toda la vida donde mandan todos y no manda nadie. En Galicia está el vivo ejemplo. De esta cooperativa surgió otro grupo que se escindió más dinámico y sin embargo en la Cooperativa no mejoran precios ni se modernizan aunque siguen estando al frente los mismos dirigentesl

Vicent
Vicent
14/02/2018 00:08

A pesar de que cada uno es de una cooperativa o de un grupo parece que tenemos problemas muy similares, y coincido con muchos de los comentarios y con otros pero tampoco es que ha día de hoy estén tocadas de muerte ni estén obsoletas, solo que tienen un riesgo cada vez mayor y que se agrava con el paso del tiempo.
Veremos si con el rio revuelto nos pescan los grandes y no solo los externos, ya hubo casos entre cooperativas…

Si quería recalcar el tema de los folletos es bastante grave, mayormente se deja en manos de los proveedores puesto que pagan por estar, en lugar de hacer ofertas para vender más hacemos folletos para ganar menos. Destinamos mucho y recibimos poco (los socios).
Por no tratar el tema de stocks y surtido…

Vamos a leer la segunda parte, gracias por contar tu experiencia “Juan”

Luis
Luis
17/07/2017 22:55

Me gustan todas las opiniones leídas en el blog , cuanta razón tienen por desgracia hoy las cooperativas no sirven para nada . Solo piensan en ellas (o sea la manera de ganar ellos) un socio tiene más fuerza con el proveedor fuera de la cooperativa que dentro , por triste que sea .Todos los folletos de las cooperativas son calcomanías , no preguntan al socio que es lo que demandan los clientes y ellos desde su despacho es un poco complicado que detecten lo que demanda el mercado pero por desgracia es la realidad, la gente que realiza los folletos son gente que cobran a final de mes vendan o no vendan .
Por el contrario nosotros que somos los que conocemos la situación del mercado no influimos nada en la realización de los folletos o sea cooperativa , pérdida de tiempo.

Yo
Yo
18/05/2017 12:03

Cuando descubres los “grupos” políticos que existen en las cooperativas, cuando ves los “grupos” de proveedores que juegan al “ratón y al gato”, cuando detectas errores de gestión garrafales que afectan a los socios y de paso a los proveedores, se llega a la conclusión que el modelo de cooperativa es obsoleto. Sirvió para que algunos pudieran sobrevivir. Pero cuando no hay transparencia en los mismos socios, es difícil progresar. Todo lo contrario, cuando no existe esa honestidad en los negocios uno tiende a quedarse en las sombras mas oscuras, dando “bandazos” con las luz tenue de los compradores de las centrales de compras. En muchos casos presumen de lo que no son, mostrando sus carencias en sus propios puntos de venta.
Soluciones hay muchas, pero en manos de profesionales audaces e innovadores, y estos son pocos.
Queda poco tiempo, para aplicar dichas soluciones antes del ocaso de los pequeños y alegría de los grandes para repartir el pastel sobrante de las grandes superficies. La tecnología existente no es efectiva y la innovadora no está presente y no es costosa.

Fran
Fran
12/05/2017 12:28

Como en todo, cada uno tiene su opinión, y desde su parcela, algunos les habrá ido mejor fuera y otros mejor dentro, lo que está claro, es que hoy por hoy, hay asociados que siguen funcionando, y también independientes que les va estupendamente. Yo también daré mi opinión, por un lado haciendo una reflexión, ¿con el dinero que recaudan las cooperativas/cadenas/centrales de compra de los asociados y de los fabricantes (que no es poco), se invierte de manera eficaz?… por otro lado, y desde el punto de vista de haber trabajado en diferentes sectores, seguir pensando que los fabricantes podrían poner condiciones abusivas a los más pequeños, quizás hace 50 años sí, pero hoy en día, con toda la información que tenemos a nuestro alcance, y con la competencia que hay, es absurdo… creo que todavía tenemos una mentalidad demasiado conservadora (por no decir antigua), como pensar que “somos los que introducimos las marcas en el mercado”, muchas de las marcas importantes que se venden tiene más de 70 años, y poca introducción necesitan ya. La reflexión es que, tenemos que renovar nuestra manera de pensar, y dejar de pensar lo que fue en el pasado, para poder abordar con… Leer más

TINEO
TINEO
10/05/2017 20:49

SIMPLEMENTE DECIRLE A YO, QUE LA EXPOSICION QUE HACE ES APOYADA
POR LA MAYORIA DE LOS FERRETEROS QUE ESTAMOS ASOCIADO A CUALQUIER
COOPERATIVA… ( Y COMO MUY BIEN DICE Las cooperativas y centrales de compra, tienen que conseguir minimizar los efectos negativos que deriven de sus acciones, poco éticas?

Saludos…colegas..

YO
YO
10/05/2017 11:06

Estoy totalmente deacuerdo con el comentario de Miguel Angel. Sin ellas, no seríamos nadie, estaríamos en las manos de los fabricantes, en cuanto a condiciones comerciales abusivas se refiere. Alguien hizo un comentario hace mucho tiempo sobre esto, no recuerdo quien exactamente, que venía a decir que agrupado o desagrupado = vivo o muerto. Yo soy de la opinión de que mi empresa, no sería la que es a día de hoy si no fuese por el grupo al que pertenezco. Una gran parte de lo que soy se lo debo a ellos. A todo el equipo humano que lo conforma, gracias C88. Esto no quita que las cosas se puedan mejorar y ahí es donde entramos los socios y el que nos escuchen, que intercambiemos opiniones e impresiones, siempre es en beneficio del conjunto del grupo. Una cosa es su finalidad y otra es en como se gestionan. Lo cual siempre puede ser cuestionable en función del punto de vista de cada uno de nosotros. No comparto en absoluto que se esté mejor fuera que dentro. Conozco los dos lados de la barrera y sinceramente, me quedo dentro. En cuanto a la presión al fabricante, entiendo que en algunos… Leer más

MIGUEL A. BALLESTEROFL
MIGUEL A. BALLESTEROFL
10/05/2017 07:58

MIGUEL ANGEL YO SOY SOCIO DE COFERDROZA Y OS PUEDO DECIR QUE SIN NUESTRA COOPERATIVA NO PODIAMOS PASAR ESTOS MALOS TIEMPOS Y MANTENERNOS SIEMPRE EN LA BRECHA ,POR MAS QUE DIGAMOS SOLO UNOS POCOS PODRIAN COMPRAR A PRECIOS COMO COMPRA NUESTRA COOPERATIVA.
SI NOS SEPARAMOS QUE ES LO QUE QUIEREN LOS FABRICANTES LUEGO HARAN CON NOSOTROS LO QUE QUIERAN PORQUE NO HABRA NADIE QUE PLANTE CARA.
YO QUIERO A MI COOPERATIVAB

Víctor Català
Víctor Català
09/05/2017 14:54

Hola,
Totalmente de acuerdo con el artículo. Yo era miembro de una coopertiva catalana, la más importante. Y fuera se está mejor.
Hoy en día no aportan absolutamente nada al mercado. De hecho se compra más barato desde fuera.
Lo único que hacen es extorsionar al proveedor en base un folleto que ya no vale para nada porque todo el mundo compra por el movil.
Tienen muy mal futuro las cooperativas, salvo alguna, y lo más grave es que sinó estoy muy equivocado van a arrastrar a gran parte del sector al abismo

Un saludo

yo
yo
08/05/2017 21:04

Buenas noches y enhorabuena por el post, Juan Manuel. Ya era hora de que alguien se tirase a la palestra con este tema. Lo único malo del post, a mi juicio, es la falta de comentarios. Será que habrá levantado alguna que otra llaga? A mi juicio, una gran parte de cooperativas o centrales de compra o organizaciones o como queramos llamarlas, de este país, es que andan como pollo sin cabeza. Según mi punto de vista, el principal problema, es la falta de comunicación. Los departamentos de dirección, compras, logística…, no escuchan al socio/asociado. -Las direcciones, salen a dar una vuelta de cuando en vez… a tomar un café? -Los dpt. de compras no salen, a no ser que sea a ferias o a conocer fábricas. Hay que pisar la calle, hay que estar con el socio señores y señoras, hay que escuchar, hay que intentar aprender, ya que en esas visitas, seguro que aprenderían algo, bueno o malo, pero algo. En su persona estará el seleccionar lo bueno y lo malo. -Los dpt. de logística tienen que estudiar qué hace la competencia, hay que estar vivos, seguir mejorando día a día, no se puede caer en el conformismo.… Leer más

Juan Carlos
Juan Carlos
08/05/2017 18:29

Qué triste y qué real lo que estas comentando, las cooperativas en su momento fueron líderes en ideas y en desarrollo de actividad, pero desde hace muchos años solo hacen más de lo mismo, pero los actores en el mercado han cambiado mucho, no había las cadenas que hay ahora, las grandes superficies de Bricolaje y el nuevo actor (internet) que tanto preocupa a todos, pero que no les ocupa.
Todas las preocupaciones son si se juntan las cooperativas, si se fusionan, si crean una cadena de ventas, pero su gran preocupación, que debe ser pensar en cómo fidelizar a los nuevos usuarios, parece que no lo tienen claro o no saben cómo desarrollarlo.
Esta fidelización es la venta que podemos tener en un futuro muy próximo.
Los acontecimientos se desarrollan con una velocidad extraordinaria y todos estamos en el mismo barco, o tomamos el timón de ese barco o lo tendremos muy complicado a no tardar mucho.

f763cb80-5d0c-4db2-97b1-b1b8eee328f0
Ir arriba