Inicio / Opinión / AECOC y la UEFA, cuando la equidistancia es nociva

AECOC y la UEFA, cuando la equidistancia es nociva

A quienes se atreven a trasegar con mis escritos, saben que en este combinado opinativo me gusta mezclar mixturas dispares y alcoholes de alta graduación. Aunque AECOC y la UEFA no parecen tener nada en común, sus actuaciones, en algunas ocasiones, responden a estímulos similares. El cóctel que les ofrezco lo quiero bautizar como equidistancia nociva.

Aprovechando la cercanía temporal de la celebracion del Día del Orgullo LGTBI y, para manifestar su repulsa por las políticas húngaras discriminatorias hacia este colectivo, el alcalde de Munich pidió a la UEFA iluminar el estadio dónde se jugaba el partido de fútbol entre Alemania y Hungría con el arco iris que simboliza la pelea por sus derechos. Como en tantas otras ocasiones, la UEFA se negó y perdió la oportunidad de entrar en el siglo XXI y acercar la normalización al deporte rey de las diferentes identidades sexuales que conviven en nuestra especie, invocando el engañoso principio de equidistancia.

La semana pasada EDRA e HIMA, las asociaciones europeas de distribuidores y fabricantes, respectivamente, firmaron una declaración conjunta en la que hacían “un llamamiento a todas las partes interesadas en la red de la cadena de suministro para que encuentren soluciones razonables en caso de posibles cuellos de botella en las entregas, y de interrupciones en la cadena de suministro durante este complicado período y no recurran inmediatamente a medios legales y sanciones”. Lo que pretendían y pretenden EDRA e HIMA es que los retrasos en las entregas de pedidos habituales en estos días por los problemas logísticos conocidos por todos no se convirtieran en penalizaciones para fabricantes y proveedores, poniendo en riesgo un margen ya cuestionado por los incrementos constantes de los precios de las materias primas y otras variables.

¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

A AECOC le pidieron su adhesión y firma a esta declaración conjunta, sensata y lógica en los tiempos que corren, pero, una vez más, miraron para otro lado. Como hicieron en mitad de la pandemia cuando, desde diversos colectivos, clamaban para que los puntos de venta de ferretería y bricolaje se consideraran comercios esenciales por la administración central y autonómica y pudieran mantenerse abiertos.

Como la UEFA, AECOC invoca una equidistancia que sólo la aleja de los colectivos que contribuyen a su mantenimiento; no quererse meter en política, en la mayoría de los casos, es lo más político que se puede hacer porque el hombre es el animal político por excelencia; ya lo dijo Aristóteles y murió hace más de dos milenios.

Como esos políticos a los que no quiere parecerse para mantener la equidistancia, AECOC sólo se acuerda de los fabricantes dos meses antes de sus congresos para que llenen las salas y contribuyan a equilibrar sus cuentas de resultados. Me recuerda al título de aquella película española: ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

Entre las asociaciones españolas quiero destacar el compromiso de AFEB con esta declaración conjunta y la tibieza de la ADFB, muy atada de pies y manos por el Grupo Adeo al que las penalizaciones parecen ponerle especialmente contento.

Como recomendación gastronómica les puedo dejar Casa Justa, en Torrejón de la Calzada -Madrid-. Nos lo ha descubierto Antonio Martínez, uno de los representantes a los que más admiro y ha sido una de las mejores comidas del año.

Para celebrar la llegada del verano, el fin de las mascarillas y que la vacunación va llegando a más estratos de la población, les propongo brindar con un Negroni.

guest
3 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Marta Jiménez
Marta Jiménez
05/07/2021 14:42

Al final, más allá de lo anecdótico, lo cierto es que AECOC ha perdido, durante este año y medio, una oportunidad de oro para hacer de puente entre fabricantes/distribuidores y la administración en temas que interesaban a todo el sector: coste de materias primas, escasez de contenedores, coste de fletes, esencialidad del comercio de ferretería…

AFEB y ADFB han promovido múltiples iniciativas durante este tiempo, así como las organizaciones internacionales del sector, y AECOC no se ha adherido a ellas. Siempre se ha puesto de perfil y así nos lo han estado trasladando fabricantes y distribuidores. Eso es lo que creo que ha de cambiar. Estoy convencida de que sería bueno para todos que AECOC tuviera la relevancia que merece y deseamos.

Nuria de Pedraza
Nuria de Pedraza
02/07/2021 14:26

No hay que saber mucho de comunicación para darse cuenta de cómo de jugoso puede resultar, en términos de visibilidad, un cóctel en el que se mezclen ingredientes tan variopintos como UEFA, LGTBI y AECOC, tal y como Javier Barrio ha tenido a bien hacer en su reciente blog. Distinto es que hacerlo aporte algo positivo a los profesionales del sector de la ferretería o el bricolaje o, en general, al rigor y credibilidad de los medios de comunicación. Vaya por delante que AECOC siempre ha hecho gala, no sólo de saber encajar las críticas, sino de convertirlas además en una oportunidad para reflexionar sobre cómo hacer mejor las cosas y trabajar más y mejor para tratar de ayudar a nuestras empresas asociadas. ¿Con posibilidades de mejora? Por supuesto. Esa es nuestra única razón de ser y lo que realmente nos mueve. Por ello, leemos con sorpresa un blog en el que se nos tacha de equidistantes, se nos acusa de mirar hacia otro lado en un momento tal transcendental como el que están viviendo nuestras empresas y en el que se apunta que nuestros intereses son puramente económicos. Quien escribe ese blog, y también el medio que lo publica,… Leer más

f763cb80-5d0c-4db2-97b1-b1b8eee328f0
Ir arriba