Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Opinión
  3. El Corte Inglés ya no es lo que era

El Corte Inglés ya no es lo que era

Hace tiempo (años) que me repito esta frase. De hecho, lo hago cada vez que voy a un centro El Corte Inglés y compruebo que, efectivamente, ya no es lo que era.

Al margen de los cierres que está llevando a cabo para reducir su deuda (en los próximos días contaremos más centros de esta emblemática enseña que bajarán su persiana), cuando digo que ya no es lo que era me refiero a la atención al cliente.

Recuerdo épocas pasadas en las que, a veces, te sentías incluso abrumada por la cantidad de dependientes que se acercaban a ti para intentar ayudarte en tu elección de compra.

Admito que muchas veces salía por la puerta con más bolsas de las previstas, tal había sido la capacidad de 'persuasión' (técnicamente prescripción) del profesional que me había atendido.

Ahora, no sólo no se te acercan, sino que además te las ves y te las deseas para que alguien te atienda. Me consta que no es algo que sólo me ocurra a mí, aunque si alguno/a opináis lo contrario, me gustaría leeros.

No sé si esa política de desatención al cliente habrá influido en los resultados financieros del grupo, pero la máxima de "El Corte Inglés ya no es lo que era", más que una opinión se ha convertido en una evidencia... al menos para mí.

M.Ángeles Moya

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Comentarios (4)

This comment was minimized by the moderator on the site

Quizás todo el declive empezó desde que se vendieron a Catar al venderles el 20% de su capital.Por lo menos desde ese instante yo dejé de ser cliente suyo.
En este momento tan mundialista que estamos viviendo y que tantos países y organizaciones tipo FIFA se han vendido también, alguna reflexión habría que sacar.

This comment was minimized by the moderator on the site

Totalmente de acuerdo con lo expuesto por Maria Angeles Moya, ya no es ni pizca de lo que fue. Yo me he visto en esa situación de desamparo cuando he ido a algún comercio de esa cadena. Y además he visto como protestaban otros clientes por no ser atendidos, una pena total , pero es así de cierto.

This comment was minimized by the moderator on the site

Buenas noches

Leo su artículo y me digo le voy a prestar algo de atencion personalizada a esta persona cosa que no hago a mis clientes en el día a día muchas veces y le voy a explicar el porqué...

A un profesional de la venta (o en cualquier trabajo) se le debe tratar como tal, que conste que yo no digo que lo sea ni pretendo jactarme de ello pero muchos de mis compañeros si que lo son...... Muchos de ellos se han desvivido dia a día por y para la empresa y clientes, han perdido noches de reyes con sus hijos o familia para preparar las famosas rebajas que tanto adoraban ustedes. Han llegado a comidas familiares a deshora por trabajar ese domingo en el que Paco necesitaba ir a comprar una camiseta a las 16,00 de la tarde porque la que tenia ya la habían visto sus amigos de piscina, Han salido a las 23,00 de la noche porque Manuela necesitaba entrar a las 21,59 a comprar un abrigo el 31 de Agosto ya que venia el frio en breve... En definitiva han dejado de hacer tantas cosas en su vida por su trabajo (cada vez peor reconocido y pagado por cierto) que muchos han dicho basta ya!

Ser trabajador de esa empresa (y otras muchas) de la que usted dice que ya no es lo que era antes era motivo de orgullo, ahora incluso es denostado.. como trabajador de la empresa mi día a día muchas veces es esperar el siguiente hasta el descanso semanal (que en muchos casos es 1 día de los 7 que tiene una semana, descansamos como DIOS eh?)

Y no me voy a poner a sumar la falta de personal, los pedidos online (que quien piensa usted que los prepara?) y un largo etcétera por el cual sinceramente, deberían sentirse agradecidos si aún encuentran a un vendedor de los de antes, aquellos que les daban los buenos días (muchas veces sin recibir respuesta) aquellos que les atendían de forma paciente y sonriente y tenían a bien de servirles durante todo momento en su estancia en el centro aquellos que les trataban como les gustaría ser tratados a ellos no más...

Hay tanto que contar y tanto es lo que he visto que me pasaría horas escribiendo pero como creo que ya a nadie le importa lo que le pase a los demás simplemente me voy a despedir para desearle un buen día y que vuelva pronto a nuestras instalaciones

This comment was minimized by the moderator on the site

Estimada Angeles,
Es cierto que hace unos años los empleados eran demasiado agobiantes. Solo pararte ante algun producto ya los tenias encima como buitres sobre la carroña. La respuesta acababa siendo "solo estoy mirando, gracias", aunque estubiera ligeramente interesado en comprar.
Ignoro si esa actuación era fruto de recibir comisiones de las ventas efectuadas.
Discrepo sobre los comentarios de desatención al cliente y los efectos económicos. Quizás tardan en atenderte porque hay menos personal en plantilla.
Esto por desgracia esta pasando en todo tipo de comercios y en algunos del sector ferretero de libre servicio, cuando encuentras a alguien puedes recibir respuestas como... Yo no me ocupo de este departamento.
Saludos

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados