Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Luis Cediel, de la patronal del plástico, augura que julio será el mes de la recuperación

En un extracto de la entrevista que publicaremos completa en la edición impresa, Cediel habla sobre las causas de fuerza mayor, el papel que podría desempeñar el Gobierno en la crisis de materias primas y sobre cómo se presenta el futuro del sector.
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Luis Cediel, de la patronal del plástico, augura que julio será el mes de la recuperación

Luis Cediel es el director general de Anaip, la Asociación Española de Industriales de Plásticos. Ha concedido una entrevista a C de Comunicación que aparecerá reflejada en el próximo número de nuestra revista. Mientras tanto, ofrecemos un extracto con algunos de los aspectos más relevantes relacionados con la crisis global de materias primas que se está produciendo y, en concreto, con lo que se refiere a los plásticos.

¿Cuál es la situación actual en lo que se refiere a materias primas plásticas? ¿Por qué no hay plásticos?

Hay una tormenta perfecta. Han sucedido muchas cosas. La gente tiende a pensar que hay una mano negra detrás. Yo no creo que haya una mano negra, pero sí hay cosas que sorprenden. Los que llevamos ya unos años en este mundillo no nos deja de llamar la atención que cada vez que los fabricantes de materias primas tienen malos ejercicios (y el año pasado fue un mal ejercicio) al año siguiente suben los precios y se incrementan las causas de fuerza mayor.

¿Y qué hay detrás de ese incremento "alarmante", según se ha dicho desde Anaip en diferentes ocasiones, de las causas de fuerza mayor?

Siempre hay causas de fuerza mayor, pero ahora se han multiplicado por cuatro. Las causas de fuerza mayor, el fabricante las denuncia ante Bruselas y Bruselas las aprueba. En los últimos meses empezó un incremento y en los últimos tres meses se han multiplicado por cuatro. ¿Es casualidad? Bueno, puede ser, pero si una causa de fuerza mayor es por mantenimiento, lo suyo sería que hubiese un cierto control y una organización del mantenimiento de las plantas para que no ocurra, como está ocurriendo, que todas hacen el mantenimiento los mismos meses.

Pero ése no es el único problema que se está produciendo...

No, y no quiero poner el dedo sólo en esa llaga porque hay que ir más allá y preguntarse qué hay de estructural en todo esto. Al final, cuando se desequilibra la relación entre oferta y demanda irremediablemente los precios se alteran. Ha habido más circunstancias: por ejemplo, el mercado chino ha crecido muchísimo, está incrementando muchísimo la actividad, y no son autosuficientes de materia primas. Por ello, lo que antes era un flujo más de Oriente a Europa, ahora es un flujo de Europa a Oriente. Además, nos encontramos con problemas en EEUU (que también ha incrementado su demanda de materias primas), incremento del precio de los fletes y de los contenedores... Es decir, la tormenta perfecta.

Parece inevitable que, con tanto incremento en los costes, haya que repercutir los precios al cliente.

Claro, claro, eso es irremediable. De hecho, yo creo que hay muchos fabricantes ahora que están haciendo verdaderos esfuerzos. Al final, el transformador de plástico es una empresa de tamaño pequeño, mediano, que está entre dos grandes empresas: por un lado, con las multinacionales fabricantes de materias primas, con ningún poder de negociación; y por el otro lado tienen grandes clientes que, en ocasiones, les están penalizando. Entonces, la situación del transformador es muy delicada.

¿Qué papel juega el Gobierno en toda esta situación... si es que puede desempeñar algún papel? ¿Se está haciendo algo o es que no se puede hacer nada?

Es difícil hacer algo contra estas grandes empresas. Nosotros tenemos informada a la Administración, fundamentalmente a Economía y a Industria, de que puede haber problemas de desabastecimientos. Exagerándolo, estaría bueno que tuviéramos vacunas y no tuviéramos jeringuillas. Por eso nosotros les hemos dicho que algo podrían hacer. De entrada, hablar con los fabricantes de materias primas, entre otras cosas para decirles que deberían organizarse mejor y organizar mejor las paradas. Que no es lo mismo que lo diga yo a que lo diga un Ministerio de Industria.

¿Cuándo se solucionará la actual situación? ¿Hay algún mensaje esperanzador para las empresas transformadoras?

Pues que la tormenta pasará. No sabemos cuándo pero yo calculo que en julio... Lo cual no quiere decir que los precios vayan a bajar. Quiere decir que se equilibrará oferta y demanda, y entonces ya no habrá escasez. La escasez tampoco va a desaparecer en todas las materias primas a la vez. Todo no va a ocurrir de la noche a la mañana. Se empezará a notar en julio, porque, entre otras cosas, las empresas que están con sus causas de fuerza mayor, tendrán que ir resolviéndolas. Por tanto, yo creo que julio podría ser un buen mes para que se empiecen a recuperar unos suministros más o menos normales.

¿También crees que julio podría ser el mes de la recuperación?

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación