Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. España es el único país de la Unión Europea donde la ferretería no tiene consideración esencial

España es el único país de la Unión Europea donde la ferretería no tiene consideración esencial

España se ha quedado sola dentro de la Unión Europea. Y es que nuestro país es el único que no considera la ferretería y el bricolaje como comercios esenciales

La semana pasada se celebró una reunión entre EDRA (asociación europea de distribuidores de bricolaje) y representantes de la UE, en la que estuvieron presentes únicamente las asociaciones española (ADFB) e irlandesa, ya que eran los dos únicos países donde todavía la ferretería no tenía la consideración de esencial (Bruselas ya reconoció a ferreterías y centros de bricolaje como esenciales).

"En Europa prima la alerta sanitaria", comenta Alejandro Roda, gerente de ADFB, presente en dicho encuentro. "Por eso, se deja que cada país tome la decisión que cree más oportuna". De hecho, días después de esta reunión, Irlanda reconoció la ferretería y el bricolaje como actividades esenciales y el pasado 14 de octubre publicó una lista de comercios autorizados a abrir, en caso de que se tuviera que aplicar el nivel 4 de emergencia por COVID.

ADFB, junto con otros organismos y operadores del sector (como Comafe o Coinfer, por ejemplo), lleva tiempo realizando gestiones con representantes del Ministerio de Comercio para lograr que en España la ferretería y el bricolaje también tengan el reconocimiento de esencial y evitar así las situaciones que se produjeron durante el confinamiento y la posterior desescalada. Entonces, las tiendas más afectadas por las restricciones fueron las que contaban con una superficie mayor de 400 m2

El Ministerio de Sanidad no se pronuncia

Durante el estado de alarma en el que España se mantuvo hasta el 21 de junio, el Ministerio de Sanidad regulaba las actividades que podían o no desarrollarse y fue él el que decidió los comercios que eran o no esenciales. C de Comunicación ha vuelto a ponerse en contacto con Sanidad para preguntar si se están analizando posibles cambios en la consideración de esencialidad de las actividades.

Pero fuentes del ministerio explican que no saben nada al respecto.

¿Por qué sería importante lograr que la ferretería y el bricolaje se reconocieran como esenciales? En el caso de que alguna comunidad autónoma decidiera que la situación de alguna localidad o región es tan complicada como para ordenar un cierre total de comercios, solo podrían abrir los esenciales. Aunque el Ministerio de Comercio no se plantea, salvo urgencia, un cierre total de tiendas, tampoco se puede descartar por completo. Sí sería más probable que los establecimientos de mayor tamaño sufran algún tipo de restricciones, al estilo de las que ya tuvieron en las primeras fases del proceso de desescalada. Si el sector tuviera la consideración de esencial, se evitarían estas medidas.

Nuevo plan de Sanidad

El Ministerio de Sanidad está trabajando en un borrador con nuevos indicadores para desarrollar actuaciones de respuesta coordinada con el objetivo de controlar la transmisión de la COVID. Las fuentes de Sanidad consultadas por C de Comunicación no han querido adelantar ninguna de las medidas de este nuevo documento de trabajo -"puede sufrir muchísimas modificaciones"-, que debe ser aprobado por el Consejo Interterritorial y del que tampoco hay plazos para su presentación, según esas mismas fuentes. 

No obstante, el documento se ha filtrado a diversos medios y también está disponible en internet. Si finalmente se publicara tal cual está ahora mismo, se establecerían cuatro niveles de valoraciones de riesgo, donde el nivel 4 sería el de 'riesgo extremo'. Los comercios esenciales podrían estar abiertos en todos los niveles -de ahí la importancia de lograr que la ferretería consiga dicho reconocimiento-.

Para los comercios en general, en los niveles 3 y 4, las restricciones de aforo se situarían en el 25 %, con recogidas escalonadas de las ventas realizadas por teléfono o internet. En en el nivel más alto, el 4, se podrían adoptar otras medidas, como a limitación de la movilidad de las personas, cierres perimetrales u otras restricciones del movimiento.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados