Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Las declaraciones de impuestos del mes de abril para pymes y autónomos, aplazadas un mes
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante su intervención, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. (Foto: Pool Moncloa/JM Cuadrado).
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante su intervención, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. (Foto: Pool Moncloa/JM Cuadrado).

Las declaraciones de impuestos del mes de abril para pymes y autónomos, aplazadas un mes

Pymes y autónomos tendrán un mes más para presentar sus declaraciones y autoliquidaciones de impuestos. Así lo comunicó la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado ayer martes, 14 de abril.

Montero, comunicó la aprobación de un Real Decreto-ley que establece que pymes y autónomos no tendrán que presentar estos pagos tributarios en abril, como es habitual, sino que extiende el plazo un mes, hasta el 20 de mayo, para mitigar el impacto económico provocado por la crisis del COVID-19.

En concreto, el decreto recoge que los contribuyentes con una facturación de hasta 600.000 euros tendrán de plazo hasta el 20 de mayo para presentar las declaraciones de impuestos correspondientes al mes de abril. Es decir, podrán aplazar la presentación de la declaración trimestral del IVA, el pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades, así como el del IRPF.

En el caso de declaraciones domiciliadas, el plazo se amplía también un mes y pasa del 15 de abril al 15 de mayo. Con independencia del momento de la presentación, todos los cargos se realizarán el 20 de mayo. Eso incluye también las declaraciones presentadas antes del 15 de este mes.

Esta medida beneficiará a 3,4 millones de contribuyentes, que representan el 95 % de empresas y autónomos que deben presentar su declaración tributaria en abril. En la práctica, esta moratoria supone una liquidez de 3.558 millones para pymes y autónomos.

La medida también pretende dar un mayor margen a los gestores y asesores fiscales para recopilar la información necesaria para cumplir con las obligaciones fiscales de sus clientes en un momento de gran dificultad por los efectos de la emergencia sanitaria.

Esta decisión se enmarca en la estrategia del Ministerio de Hacienda para combatir los efectos del COVID-19 en la actividad de autónomos y pymes. De hecho, el Gobierno ya aprobó la posibilidad de que ambos colectivos pudieran aplazar el pago de impuestos hasta un máximo de 30.000 euros durante seis meses, con tres meses sin intereses. Esta medida, con un impacto máximo de 14.000 millones, podría beneficiar al 99,8 % de los autónomos y al 94 % de las pymes, que son quienes se encuentran por debajo de ese nivel de facturación.

El cambio a estimación objetiva tendrá que esperar

Lo que no se ha aprobó en el Consejo de Ministros de ayer ha sido el cambio extraordinario en el sistema de tributación para pymes y autónomos que la propia María Jesús Montero anunció el viernes pasado. La ministra afirmó que los trabajadores que cotizan por módulos "podrían pasar a hacerlo, de forma extraordinaria, por estimación directa".

En la rueda de prensa de hoy, Montero ha asegurado que "se está trabajando en ello" y que esta medida "verá la luz más adelante".

Lorenzo Amor: "Hay que suspender la cuota de abril para los autónomos"

Por su parte, Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), ha vuelto a insistir públicamente en que los autónomos, en estos momentos, "están viviendo una situación compleja y delicada".

El portavoz de este colectivo le ha manifestado a la ministra una reivindicación que lleva haciendo desde el comienzo del estado de alarma: "Que se suspenda la cuota de abril para todos los autónomos" y que se baje del 75 % actual "al 40 % el nivel de pérdidas para acceder a la prestación por cese de actividad", puesto que, según ha informado el presidente de ATA, hay 1,5 millones de autónomos que no tienen acceso a esa prestación.

Con respecto a la moratoria aprobada en Consejo de Ministros, ATA la "aplaude" pero considera que "el Gobierno ha vuelto a reaccionar tarde", teniendo en cuenta que, aunque las obligaciones tributarias trimestrales se presentan en este primer trimestre del 1 al 20 de abril, "la domiciliación del pago de estos impuestos sólo puede hacerse hasta el día 15".

Además, ATA considera que, "como nadie nos asegura que el 20 de mayo haya vuelto la actividad a la normalidad, o si habrá sectores que sigan cerrados o confinados", habría sido preferible, y así se lo han propuesto al Ejecutivo, "que la presentación de impuestos se realizara conjuntamente primer y segundo trimestre", es decir, del 1 al 20 de julio.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados