Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Las consecuencias del coronavirus en ferretería: roturas de stock y retrasos
Elektro3 ha enviado las pocas mascarillas que ha conseguido encontrar a algunos de sus fabricantes en China, ya que todos los operarios deben trabajar con ellas puestas (imagen del 11 de febrero).
Elektro3 ha enviado las pocas mascarillas que ha conseguido encontrar a algunos de sus fabricantes en China, ya que todos los operarios deben trabajar con ellas puestas (imagen del 11 de febrero).

Las consecuencias del coronavirus en ferretería: roturas de stock y retrasos

Poco se está hablando, hasta ahora, de las consecuencias económicas que va a tener la paralización de la actividad en China debido al coronavirus. El sector de ferretería y bricolaje también se va a ver perjudicado. Proveedores y distribuidores esperan retrasos en los envíos pendientes y roturas de stock, que afectarán a determinadas campañas, como la de ventilación.

A pesar de que algunas fábricas están volviendo a la actividad poco a poco, en función de dónde se encuentren ubicadas, "la información que llega es diferente", explica Xavier Crusells, director de compras de Elektro3. "Algunas funcionan con una parte de los operarios, otras con muy pocos y a algunas no les permiten volver a trabajar hasta autorización del gobierno chino".

"Lo más normal es que cualquier empresa que fabrique en China tenga problemas de abastecimiento en los próximos meses", señala Santiago Mouriño, gerente de ATB BricoCentro. Por ello, este distribuidor permanece en comunicación constante con sus proveedores para realizar un seguimiento pormenorizado de la situación e intentar minimizar las consecuencias.

No obstante, de momento, Santiago reconoce que todavía la paralización de la actividad en China no ha afectado al sector. Y es que aún se están recibiendo los contenedores que salieron antes del Año Nuevo chino. El problema vendrá a partir de ahora. "Se va a producir un retraso en los embarques en los próximos dos o tres meses", lo que supondrá roturas de stock, previsiblemente a partir de abril o mayo. "No resulta descabellado pensar que pueden faltar determinados productos en mayo", asegura el gerente de ATB BricoCentro.

Desde Leroy Merlin, se indica que "las restricciones e inconvenientes provocados por la situación en China no están afectando significativamente a la operativa propia del negocio en España". Aunque sí que han cancelado temporalmente todos los viajes de trabajo programados a China, "con el objetivo de priorizar la salud y el bienestar de nuestros colaboradores". 

Las compañías navieras, por su parte, ya han comunicado a algunos proveedores que se incrementarán los costes, además de retrasarse las entregas.

Podría pensarse que solo aquellos proveedores que importan desde China se verán afectados por esta situación. Pero lo cierto es que muchos fabricantes también dependen de las materias primas o de los componentes que se envían desde el país asiático y que resultan imprescindibles para finalizar la producción de determinados artículos. Es el caso de los herrajes para muebles, muchos de los cuales provienen de China, o de los tornillos, elementos incluidos en infinidad de productos.

Futuro incierto

Ante una situación tan compleja, resulta difícil predecir lo que va a ocurrir. Algunos hablan de caos, con posibilidad real de un estallido social en China -debido, sobre todo, a la falta de alimentos o de la capacidad económica para adquirirlos-. Pero tampoco es improbable que todo se solucione en breve. No en vano, China es el país "de los milagros".

"Casi todos coinciden en que la próxima semana mejorará mucho y la siguiente también", afirma Xavier Crusells. A pesar de lo cual, "todo esto provocará retrasos en entregas y faltas de stock". A ello se une que la epidemia de coronavirus "pasó justo después del Año Nuevo chino, que cada año provoca retrasos en las entregas. Pues este año, digamos que la resaca será mucho más larga..." Y prevé un final de primavera y un verano muy complicados "a escala global".

Otros apuntan a que si la situación no se soluciona este mismo mes de febrero, los problemas van a ser importantes, no solo para el sector de ferretería y bricolaje, sino para toda la economía en general.

Algunos de los primeros productos en verse afectados por la paralización de las fábricas chinas serán los ventiladores y el PAE, ya que prácticamente todo proviene del país asiático. Aquellos que no tengan stock de la campaña de ventilación del año pasado, tendrán grandes dificultades para proveerse de estos artículos. Y, por supuesto, no habrá novedades.

Comentarios

1 Mani Manitas 18-02-2020 18:21
Los stock entran en ruptura de stock, no en roturas de stock.
Gracias por adelantado.
Haz tu comentario

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados