Inicio / Noticias / Sectoriales / Francia topa las sanciones de la distribución a los fabricantes: 5 claves de la ley que puede marcar la pauta a España

Francia topa las sanciones de la distribución a los fabricantes: 5 claves de la ley que puede marcar la pauta a España

Falta exactamente un mes para la entrada en vigor en Francia de una nueva ley -conocida como ley Egalim 3– llamada a cambiar las reglas del juego entre la gran distribución y los fabricantes y que, aunque en este caso solo se refiera a la actividad en Francia, puede marcar el camino a otros países como España.

Sobre todo, en uno de los puntos clave de la normativa: la limitación, hasta un tope máximo del 2% del valor de los productos, de las penalizaciones y las sanciones logísticas impuestas por la distribución a los fabricantes por incumplimiento de las tasas de servicio.

De hecho, según reconocen algunos fabricantes a C de Comunicación, actualmente estas penalizaciones en España pueden multiplicar por diez ese 2 % fijado en Francia.

Principales claves de la normativa

Por eso, desde C de Comunicación ofrecemos las cuatro claves para destacar los más relevante de la ley gala y entender las implicaciones de la normativa:

1. La ‘Ley Egalim 3’ nació con el objetivo de equilibrar las relaciones comerciales, sobre todo en el ámbito de los productos de alimentación. A partir del 1 de marzo de 2024, el texto de la ley cambia y hablará de “productos de consumo masivo”, lo que amplía notablemente el ámbito de aplicación de la normativa.

2. Uno de los puntos clave es el tope a las penalizaciones que puede imponer la distribución a sus proveedores. Aunque estas sanciones sean “proporcionadas al daño sufrido por el incumplimiento de los compromisos contractuales”, la normativa fijará un tope máximo de 2 % del valor de los productos afectados por dicho incumplimiento.

Estos incumplimientos pueden comprender entregas no realizadas en fecha prevista o que el pedido no se sirva en su totalidad.

3. Además, la ley determina que no se podrá imponer ninguna penalización logística por incumplimiento de compromisos contractuales ocurrido con más de un año de antelación.

4. La normativa también impone al distribuidor que emita un aviso de penalización al fabricante a aportar, al mismo tiempo, la prueba del incumplimiento y del daño sufrido.

5. Por otro lado, en caso de situación excepcional, ajena a los distribuidores y proveedores, que afecte gravemente a las cadenas de suministro de uno o varios sectores, no se permitirá la aplicación de las sanciones logísticas previstas en los contratos celebrados.

¿Un aviso para otros países?

El efecto más inmediato de la ley es que las cadenas de distribución en Francia ya están modificando, por imperativo legal, el clausulado de los contratos celebrados con proveedores para adaptarse a este tope de las penalizaciones.

En un plano más general, esta normativa puede indicar la dirección para países como España, que de momento no cuentan con ninguna medida de este tipo, lo que conlleva a unas condiciones sancionadoras que algunos fabricantes, según reconocen a C de Comunicación, tildan de “abusivas”.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio