Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Las 10 principales tendencias globales de consumo para 2016

Las 10 principales tendencias globales de consumo para 2016

Según un reciente informe de Euromonitor International acerca de las tendencias de consumo en el mundo para 2016, este se muestra como una mezcla de tendencias establecidas y contratendencias. Aparecen cada vez más personas que se convierten en agentes de cambio en un esfuerzo por crear un mundo mejor, debido a aspectos como la inestabilidad mundial o las dificultades financieras.

Aunque la vida digital continúa con fuerza y muchas tiendas tienen un mayor control de las vidas de sus clientes a través de los dispositivos inteligentes, existe un creciente grupo de consumidores -encabezado por padres y expertos en salud- que están señalando las desventajas de todo ello y que apuestan por pasar más tiempo analógico.

En este contexto, el informe -elaborado por la consultora especializada Daphne Kasriel-Alexander- identifica diez tendencias de consumo:

  1. Consumidores agnósticos. Son el resumen del comprador contradictorio actual. Se muestran menos preocupados por las marcas y los productos reconocidos. Buscan valor y novedad, lo que supone un desafío para las marcas que desean conectar con ellos o ganarse su fidelidad. Para este tipo de consumidores el valor no siempre significa un precio barato -si bien es cierto que buscan gangas-. Se debaten entre querer ser ahorradores, mientras disfrutan comprando productos que les inspiren. Les gusta encontrar calidad en marcas desconocidas y que no hacen publicidad.
  2. Tiempo de compra. En 2016, el ahorro de tiempo significa con frecuencia un intento de comprar tiempo, más allá de la conveniencia. Por eso, los consumidores están más dispuestos a externalizar aspectos de sus vidas. Muchos perciben el tiempo como la clave del lujo. El ahorro de tiempo es todavía un factor sustancial detrás del continuo aumento de la preferencia del consumidor por las tiendas locales, así como por las compras online, con sugerencias de compra vinculadas a las búsquedas online previas. Hay productos que ahorran tiempo que son muy demandados a pesar de su elevado precio, como robots aspiradores, robots de preparación y cocción de alimentos sin intervención humana, etc.
  3. Envejecimiento. La vejez tal y como la conocemos hasta ahora se está cuestionando. En este año se puede hablar ya de un estilo de vida maduro a medida que más personas están viviendo una 'tercera edad' más ocupada, más satisfactoria y prolongada, que comienza en cualquier punto de la llamada 'mediana edad' (entre los 55 y los 65 años). Este tipo de consumidores son más activos, trabajan más, disfrutan del mantenimiento de una buena salud física y prestan atención al bienestar mental. Son capaces de llevar una vida más plena, también como consumidores, si bien todo esto varía en función de un país a otro y de una región a otra del mismo país.
  4. Agentes del cambio. Tratar de cambiar las cosas se está convirtiendo, este año, en una prioridad. Especialmente los consumidores más jóvenes se sitúan al frente de esta tendencia de abrazar causas sociales. También crecen las expectativas referentes a las cuestiones ambientales corporativas. La generación del milenio quiere marcas que se comporten de manera responsable. Las pequeñas donaciones, a través del crowdfunding online, son una tendencia cada vez mayor.
  5. Géneros más difuminados. Una imprecisión en los perfiles del género están llevando, por ejemplo, a que la clasificación de algunos juguetes se haya difuminado en términos de niños y niñas. También ocurre en la ropa y otros productos, donde existe un rechazo social cada vez más general hacia los roles de género preestablecidos. Las tiendas y los fabricantes están creando etiquetas de género neutro.
  6. Alimentos más ecológicos. Cada vez hay más personas preocupadas por la reducción del desperdicio de alimentos dentro y fuera de casa, se esfuerzan por evitar los alimentos poco saludables y comer en exceso y son más partidarios de los alimentos locales y de temporada. Los consumidores se interesan por todo el proceso de producción.
  7. Bienestar mental. Resulta evidente la búsqueda no solo del bienestar físico, sino también del mental en la lista de ventas de aplicaciones y opciones de vacaciones. Empresas como Google y Apple están prestando atención a estas tendencias de reducción de estrés. Por otra parte, el interés por el bienestar mental forma parte de un rechazo hacia el consumo entendido como la mera adquisición de más productos. Aquí también se engloba la conciencia de la necesidad de desconectar de lo digital y la empatía.
  8. Consumidores superconectados. El informe indica que, ahora que casi la mitad de la población mundial tiene acceso a internet, muchos consumidores están viviendo la otra cara de la era digital. Mientras más personas desean que las tecnologías de inteligencia artificial se incorporen a los dispositivos inteligentes, se están examinando los peligros que para la salud física y emocional tiene el uso de estos productos sin parar y, sobre todo, el impacto en niños y adolescentes. Por eso, algunos tratan de recuperar una vida 'desconectada' y se preocupan por la cada vez mayor externalización de sus recuerdos en los dispositivos digitales.
  9. Control de las compras. La seguridad personal, las preocupaciones financieras, los inquietantes acontecimientos a nivel mundial y la disminución de la confianza en las marcas e instituciones están impulsando el interés del consumidor por tener el control de las compras. La inseguridad está influyendo en muchas decisiones de compra de los consumidores y provocando un comportamiento dispar entre ellos.
  10. El gasto de los solteros. En 2016, el grupo de adultos de diversas edades que vive solo disfruta de un estilo de vida 'premium': menor número de compromisos y más dinero para gastar. Los solteros 'premium' representan un público cautivo para servicios y productos de alta gama. Algunos de ellos viven una vida que mezcla contracultura y consumo de lujo. Cada vez hay más que viajan solos y las compañías se están adaptando; también los hoteles.

El informe completo se puede leer en el número 37 de Cuadernos de Ferretería y Bricolaje.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados