Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

TESA ASSA ABLOY, comprometida con la sostenibilidad

TESA ASSA ABLOY, fabricante de soluciones de cierre y tecnología de control de accesos, da mucha importancia a desarrollar e implementar proyectos y procesos que reduzcan el impacto medioambiental de su actividad. Y, para ello, analiza y elige las alternativas menos agresivas en cada caso.

Buenas prácticas medioambientales de TESA ASSA ABLOY

1) Mejora en el consumo de agua. Gracias a los proyectos de buenas prácticas, la compañía ha conseguido estar por debajo del indicador óptimo de consumo en instalaciones galvánicas. En 2018 se consumieron 17.300 m3 en las instalaciones galvánicas de Eskoriatza (muy por debajo del consumo recomendado por el centro tecnológico CIDETEC, que lo establece en 26.900 m3).

2) Energía renovable. Desde 2015 la electricidad consumida en las plantas de la empresa es de origen renovable. Esto significa cero emisiones de CO2 a la atmósfera por los 5.200 Mwh consumidos al años en las tres plantas de producción de TESA ASSA ABLOY 

3) Embalajes reciclados. También en los embalajes la compañía apuesta por la sostenibilidad y utiliza embalajes 100 % reciclados en todos sus productos. Esto significa un ahorro de más de 230.000 kg de cartón, lo que implica salvar 2.767 árboles al año, con el consiguiente beneficio en lo que a absorción de CO2 por parte de dichos árboles se refiere (unas 55 toneladas).

4) Ahorros en electricidad, disolventes y residuos peligrosos. En 2018, TESA ASSA ABLOY ha puesto en marcha diferentes proyectos que han permitido ahorrar un 2 % en electricidad, un 42 % en disolventes y un 18 % en generación de residuos peligrosos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados