Inicio / Noticias / Eventos / Campaña de jardín 2022: mayor anticipación de pedidos y comprar sin precios
Mesa redonda

Campaña de jardín 2022: mayor anticipación de pedidos y comprar sin precios

C de Comunicación organizó el pasado 14 de octubre su tradicional mesa redonda de jardín, que este año cumple su sexta edición. 10 distribuidores, junto a las 5 marcas patrocinadoras, analizaron los principales hitos de la categoría de jardín en el sector de ferretería y bricolaje.

Los problemas de suministro, que se vienen repitiendo desde la campaña de jardín de 2020, también serán protagonistas de la próxima campaña. Y todo ello, a pesar de los esfuerzos que distribuidores y fabricantes realizan para anticipar compras y realizar previsiones.

Además, se suman otros factores. A este respecto, Alberto Anula (ATB Bricocentro) explica estar muy preocupado, en cuanto a importaciones, “por las restricciones energéticas de muchas fábricas chinas”. Alberto reconoce que las previsiones “se hacen antes que nunca, se compra un 20 % más, se paga el embarque por anticipado -algo que no se hace nunca- y, si encima se suma ahora la problemática de la fabricación, no sé qué va a pasar”. Comenta que se están adelantando pedidos y previsiones “como nunca en la vida, pero no te aseguran el stock” y se muestra convencido de que el año próximo “va a haber demanda, pero el problema es que no estamos seguros de la respuesta, porque intervienen tantos factores, que algo va a fallar”. Otra de sus mayores preocupaciones, relacionada con las materias primas, se encuentra en el aluminio y derivados, “donde más podemos sufrir, porque existe escasez”. 

Las piscinas ha sido uno de los productos recurrentes en esta campaña, como ya ocurriera el año pasado. Eduardo Asensio (Cadena 88) comenta que adelantaron mucho los pedidos, porque “si esperabas, se producía un incremento de materias primas, no tenías seguro si ibas a estar en la cola de producción, no sabías lo que vas a vender…” Pero es algo que se ha repetido en otras categorías, como el mueble de jardín. La única solución, que tampoco garantiza nada, consiste en “pasar los pedidos muchísimo antes”. En su opinión, “el año que viene se van a juntar la escasez de fletes y las materias primas”. Y se pregunta quién va a sostener esta situación. “El consumidor final, claro”, se responde. “De todas maneras, si no tienes stock, no vendes. Por eso, hay que apostar por que la cosa va a ir bien. Tienes que ir a positivo”.

Para Raúl Ruiz (Bricogroup), las piscinas se han trabajado de manera complicada y no sabe “hasta qué punto se estabilizará, porque se han vendido de manera brutal. Otra familia que también puede dar problemas es la madera de exterior, ya que ha habido mucha carencia de stock este año”. Raúl cree que puede haber familias de producto cuyas ventas se disparen mucho más, frente a otras que se estabilizarán. Y cree que “la incertidumbre de los cortes de suministro eléctrico en China puede acarrear retrasos, incluso en pedidos ya cursados y pendientes”. Por tanto, “lo que estamos haciendo casi todos es trabajar de la mano de los proveedores, para asegurar unas cantidades y el suministro”.

Alberto Anula se muestra de acuerdo, pero cree que “adelantar pedidos no te asegura nada e incrementarlos, menos”. En sus previsiones para el año próximo, señala que “el mes de marzo puede ser brutal en todos los aspectos. Ahora se está sirviendo la Navidad o se está intentando servir, más bien. No se está sirviendo la Navidad, porque a la escasez de contenedores se suman los piratas que ponen el impuesto revolucionario de última hora en el embarque. Todo esto está haciendo tapón. Para el jardín, has de tener tu mercancía embarcada en diciembre o, como muy tarde, a mediados de enero. Si no, estás perdido”.

Javier Ruiz (Coinfer) advierte de algo que nunca antes había ocurrido: “En la vida habíamos hecho previsión de compras sin haber terminado la campaña anterior. Y sin precios. En junio estuvimos haciendo previsión para la campaña de 2022, algo que nunca habíamos hecho antes”. Y ahora, “para colmo, está la crisis energética en China. No les permiten consumir más energía que el año anterior y nos encontramos en un momento de más demanda que oferta”. Asegura que las previsiones hablan de finales de 2022 o principios de 2023 para que esta situación mejore. “El cliente final tendrá que decidir si compra a esos precios o no. Pero serán los mismos para todos. Nadie tiene producto ni precio para ser más competitivo que el resto”.

A pesar de las dificultades, Carlos del Piñal (Husqvarna-Gardena) insiste en la importancia de las previsiones a la hora de fabricar. “Nosotros ya estamos creando stock en Alemania desde hace meses para la campaña que viene. Hemos duplicado la producción y el almacenaje. Vamos a estar mejor que en el primer trimestre del año pasado. Este año se están haciendo mejor las previsiones. Esta campaña debería ser menos caótica que el año pasado”. Como nube en el horizonte, se vislumbran problemas con los chips, que afectarán a todo lo relacionado con la domótica, lo que va a suponer “un freno” para esta categoría. Y se muestra de acuerdo en que “el stock va a primar sobre el precio, también este año”.

Lo mismo piensa Juan Carlos Albín (Intermas-Nortene), aunque “el factor determinante lo va a tener el consumidor final. Vamos a depender de los cambios de hábitos de los consumidores. Durante año y medio la gente se ha dedicado a sus casas, sus jardines… Pero el consumidor final tendrá que ver en ese marco inflacionista que se va a producir”. Intermas también va a estocar más a final de año y “estamos embarcando ya mercancía de Asia para estar preparados, por si la campaña de inicio es igual. Y el precio lo pagaremos. Creemos que, si embarcamos antes, pagaremos menos. Probablemente no todas las empresas puedan hacer este juego”.

Ricard Mulá (NCC-Optimus) alerta de la subida “desbocada” de los precios. “Y algunas categorías de producto lo van a sufrir, porque va a haber otros sectores, como el turismo y los hoteles, que están deseando abrir, y probablemente harán ofertas espectaculares, mientras nosotros subimos los precios. Se va a producir una contracción en la demanda, provocada por la tendencia inflacionista de los últimos dos años”. Piensa que los distribuidores “estamos haciendo los deberes en cuanto a previsiones. Se van a compensar muchos de los déficits de transporte o de subida de precios, gracias a que, en general, va a haber stock para iniciar la campaña. Seguramente, la campaña no va a ser como la de estos dos últimos años. Esperamos salir reforzados, especialmente el comercio de proximidad”.

También el mundo de la planta sufre los problemas de suministro. A pesar de lo cual, Javier Gil-Vernet (Jardinarium) quiere lanzar un mensaje optimista: “Estamos en una situación en la que el mercado ha crecido y de todo esto seguramente quedará un poso”. En cuanto a los problemas de suministro, “se dan en todos los productos y familias, tanto en importación como en producción europea. Y también en la producción vegetal, que se alimenta de la turba, sustratos, esquejes, que se producen, sobre todo, en terceros países”. Ante esa deficiencia de producción vegetal, Jardinarium está “cerrando ya programaciones de cultivo desde septiembre para la primavera que viene. Es lo que hicimos el año pasado y es lo que nos salvó de no tener roturas de stock. Todos estamos haciendo previsiones desde mayo, junio, primero en importaciones y luego, en producciones nacionales. Y anticipando, como no habíamos hecho nunca, previsiones de compra en todas las familias. El que no lo haga, no va a tener producto. Y entonces, ¿qué vas a vender?”

Logos patrocinadores para web

El reportaje completo de la Mesa redonda de jardín se podrá leer en Cuadernos de Ferretería y Bricolaje, número 77.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

f763cb80-5d0c-4db2-97b1-b1b8eee328f0
Ir arriba