Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Eventos
  4. Los principales cambios logísticos del sector: dropshipping, logística del dato, trazabilidad y omnicanalidad
De izqda. a dcha.: Javier Botello, Ricardo J. Hernández, Ignacio García, Carlos Hontoria y José Manuel Viñambres.
De izqda. a dcha.: Javier Botello, Ricardo J. Hernández, Ignacio García, Carlos Hontoria y José Manuel Viñambres.

Los principales cambios logísticos del sector: dropshipping, logística del dato, trazabilidad y omnicanalidad

El pasado 22 de abril Generix Group organizó un webinar, con la colaboración del área Logística de C de Comunicación, en el que se abordaron los retos logísticos a los que se enfrenta el sector del bricolaje y la construcción.

Carlos Hontoria, responsable de operaciones y desarrollo de la cadena de suministro de Bricomart; Javier Botello, experto logístico de AFEB; José Manuel Viñambres, director de la cadena de suministro de Rexel; e Ignacio García, director de ventas de Generix Group, analizaron en un webinar los retos fundamentales a los que se enfrenta la logística del sector del bricolaje, la ferretería y la construcción. 

Moderado por Ricardo J. Hernández, responsable del área de Logística de C de Comunicación, el evento puso de manifiesto la notable influencia que la pandemia ha tenido en el mundo logístico, ya que ha acelarado los procesos y la adopción de nuevas tecnologías para afrontar las nuevas situaciones de la era Covid.

Nuevas reglas y retos

Los ponentes constataron que incluso las reglas aplicables a los canales online B2B y B2C se han acercado, especialmente en todo lo referente a la proximidad a los clientes, que se han extendido de la relación con el consumidor también a la del cliente profesional.

En la presentación del encuentro, Ricardo J. Hernández enmarcó las tensiones que las cadenas de suministro de ambos sectores han experimentado durante esta pandemia: “Inicialmente, porque el confinamiento obligó a tomar decisiones rápidas y a asegurar las cadenas hasta donde fue posible y, posteriormente, porque han tenido que asumir altos niveles de actividad para aportar soluciones a todos los profesionales que han seguido trabajando en un periodo que ha complicado sobremanera la logística y las cadenas de suministro”.

Momento dulce y recuperación asimétrica

Carlos Hontoria calificó la situación que están atravesando los sectores de bricolaje y de construcción como un “momento dulce” y -a su juicio- la creciente actividad que está registrando la “tenemos que aprovechar para seguir mejorando”. No obstante, indicó que ese crecimiento también “está provocando tensiones en nuestros aprovisionamientos y no solo por el incremento de la demanda, sino también por los problemas con el comercio internacional de importación por la falta de contenedores y el incremento de precios”.

En línea con lo anterior, José Manuel Viñambres señaló que “la crisis del coronavirus ha sido menos profunda” en estos sectores y que la recuperación “parece que será mas rápida que en otros”. También precisó que esa recuperación. en el caso del sector de la construcción profesional, al que se dirige su compañía, “será asimétrica entre los distintos segmentos, ya que no existe la misma situación en la edificación residencial que en la no residencial o en la ingeniería civil”. Para Viñambres se han generado grandes expectativas relativas a los fondos europeos de recuperación, pero también sombras, ya que “existen problemas de abastecimiento de materias primas que están empezando a causar alarmas en las cadenas de suministro”.

Por su parte, Javier Botello manifestó que las consecuencias de la pandemia “han afectado de manera más acentuada a empresas industriales a causa de la paralización de la gran construcción”. Por el contrario, Botello reconoció que “los fabricantes más relacionados con el mundo del bricolaje han experimentado unos crecimientos considerables”. Asimismo, aludió a los problemas existentes en la cadena de suministro derivados de las dificultades que ha experimentado el abastecimiento por vía marítima.

Cambios logísticos

Javier Botello afirmó también que la pandemia ha acelerado, en su caso, el proyecto de dropshipping, una apuesta estratégica que afecta tanto a la logística física del producto y su embalaje (un aspecto que a su juicio está adquiriendo importancia creciente) como a la logística del dato, necesaria para que los fabricantes sean capaces de informar sobre la disponibilidad del producto y trazabilidad del envío. El experto señaló que llevan “varios años trabajando en esos procesos y la pandemia ha contribuido a acelerar nuestra adaptación”.

De la misma opinión fue Carlos Hontoria: la pandemia “ha acelerado el proceso de transformación de la logística de Bricomart al mundo omnicanal”, debido al cambio de hábitos que ha impulsado el e-commerce. En este sentido, Hontoria señaló que han adaptado su gestión de la última milla, pero que también en sentido aguas arriba, hacia proveedores. Su objetivo consiste en mejorar la previsión de demanda para mejorar el manejo del stock y “anticipar a nuestros proveedores esa información de manera colaborativa”. El objetivo se centra en desarrollar operaciones directas desde proveedor hasta cliente final con más asiduidad y cubrir cada una de sus etapas. “En estos momentos, se demanda mucha afinidad y es muy importante ofrecer visibilidad, tanto al cliente final como a nuestro cliente interno”.

Especialización, digitalización y proximidad

José Manuel Viñambres se refirió a los tres grandes cambios que ha experimentado la logística de Rexel: “mayor especialización, digitalización y proximidad”. En su segmento (productos y servicios para el mundo de la energía) señaló la necesidad de “dar servicio a clientes que comparan ofertas durante las 24 horas del día”, para lo que su compañía se encuentra totalmente digitalizada y en disposición de contar con unas previsiones de mercado mucho más estrictas, a través del uso del big data.

Viñambres mostró su convencimiento de que, en la economía digital, la proximidad a los clientes, tanto a los externos como a los internos, es clave, lo mismo que con los proveedores, y que el principal cambio es que “se está pasando de una mentalidad de eficacia a una de eficiencia”.

Necesidades de resiliencia y experiencia de usuario

Ignacio García, como represenante de Generix Group, fue el anfitrión del evento y se refirió a las necesidades de resiliencia que ha planteado la pandemia a la cadena logística, concretadas en:

  • La visibilidad, que permita cubrir las carencias o riesgos en el aprovisionamiento de materias primas.
  • La integración del dato a lo largo de toda la cadena.
  • La mejora de la experiencia de usuario.

Manifestó su convencimiento de que “esa resiliencia es el principal cambio o reto que se nos ha planteado y es ahí donde tendremos que trabajar muy bien aguas arriba y abajo”. En su opinión, la experiencia de usuario ha quedado muy marcada por la ofrecida en plataformas de compra de otro tipo de productos. En ese sentido, destacó que esos estándares “se están trasladando tanto al cliente residencial como al pequeño cliente profesional y también a ingenierías o profesionales de cierta envergadura”. Actualmente se ve como algo normal que el servicio logístico contratado proporcione todo el material solicitado en un plazo muy rápido y conocido, incluso aunque se trate de grandes obras o instalaciones. Para García, “estamos ante un nuevo reto que obliga a adaptar la logística a ese tipo de experiencias”.

El control de costes

El peso de la logística y el transporte en el coste final de productos de bricolaje y construcción puede llegar a superar el 10 %, por lo que, señaló García, “se trata de una variable competitiva muy importante que debe tenerse siempre en cuenta”. La necesidad de prestar servicios con tales avances pero sin que por ello suban los costes es, para el representante de Generix, “el principal quebradero de cabeza de todos nosotros; en ese sentido es que debemos poner en marcha toda esa maquinaria optimizando costes e involucrando a proveedores en la cadena”.

El hecho de que hoy en día las cadenas sean integradas exige disponer de medios tecnológicos apropiados, ya que toda empresa logística moderna “debe tener capacidad de hacer dropshipping con sus proveedores o de poseer visibilidad de lo que piden los puntos de venta”.

Para García, hasta la pandemia no se habían puesto de manifiesto esas necesidades de manera tan imperiosa. Sin embargo, en estos momentos se están produciendo avances importantes en previsiones de demanda, tanto desde el punto de vista de cuáles son los productos que se van a vender como desde el punto de vista operativo, de cómo hay que ajustar los stocks para dar cobertura. Todo ello, contando con la colaboración de los proveedores, de forma que pueda valorarse la conveniencia de hacer cada envío “directamente desde el proveedor, desde mi propio centro de servicio o desde el punto de proximidad”.

Desde el punto de vista del ahorro de costes, Ignacio García apuntó que ambos sectores presentan necesidades de mejora operativa que también deben ser atendidas con los medios tecnológicos adecuados: “Los almacenes en general y muchos fabricantes, en el momento en el que tienen que hacer un dropshipping, un picking a la unidad o atender canales online, están teniendo que adaptar su gestión de almacenes con soluciones ágiles de distribución”.

En su opinión, en bricolaje y de materiales de construcción “hay oportunidades muy importantes de mejora de costes mediante herramientas tecnológicas”. Como ejemplo señaló el transporte de materiales de construcción como cemento, baldosas o pladur, elementos pesados y difíciles de mover, para los que los costes logísticos pueden reducirse notablemente mediante la aplicación de soluciones de optimización de transporte. 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación