Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Distribución
  4. Brico Depôt Iberia bajó sus ventas más del 47 % en el primer trimestre

Brico Depôt Iberia bajó sus ventas más del 47 % en el primer trimestre

Con las 28 tiendas de Brico Depôt en España cerradas desde el 16 de marzo, las ventas del primer trimestre de la compañía (computado hasta el 30 de abril) cayeron un 47.2 % en Iberia (solo han permanecido abiertos los tres centros ubicados en Portugal). 

En concreto, las ventas en dicho periodo ascendieron a 43 millones de libras (unos 49,5 millones de euros), frente a los 80 millones de libras obtenidos en el primer trimestre de 2019. Una vez que se decretó el estado de alarma en España y las tiendas de ferretería y bricolaje se vieron obligadas a cerrar al público particular, Brico Depôt puso en marcha a finales de marzo un servicio de entrega a domicilio. Después, a finales de abril, comenzó también con servicio click&collect para profesionales (y desde hoy, 13 de mayo, 24 de los almacenes de Brico Depôt están abiertos para clientes profesionales).

En Portugal, la situación ha sido diferente, ya que sus tres establecimientos han continuando funcionando, aunque con estrictras medidas de seguridad y distanciamiento social.

Kingfisher, golpeada por el COVID-19

Las ventas totales de Kingfisher, matriz de Brico Depôt y uno de los principales grupos de bricolaje europeos, han sufrido un descenso del 24 % (moneda constante) en el primer trimestre, con una facturación de 2.200 millones de libras (2.530 millones de euros).

Thierry Garnier, director general de la multinacional británica, explica que la tendencia del primer trimestre era positiva hasta el 14 de marzo, pero el impacto del COVID-19 ha tenido una fuerte repercusión en su balance."Habiendo cerrado inicialmente nuestras tiendas en Francia y el Reino Unido, hemos adaptado rá¡pidamente nuestra forma de operar para satisfacer las necesidades esenciales de nuestros clientes de forma segura. Comenzamos transformando nuestras operaciones para satisfacer un aumento material de las transacciones online a través de nuestros servicios de click&collect y de entrega a domicilio. Reconfiguramos nuestro espacio y procesos de venta al por menor, permitiendo una reapertura por fases y segura de las tiendas, a la vez que preservamos el distanciamiento social y otros protocolos de salud y seguridad que probablemente nos acompañen durante algún tiempo". En la actualidad, más del 95% de las tiendas del grupo permanecen abiertas u ofrecen servicio de click&collect.

Por países, la mayor caída de ventas (tras Iberia, que es la que ha registrado el peor dato) se ha producido en Francia, con una bajada del 42 % (596 millones de libras: unos 685 millones de euros). En este país, a oesar del confinamiento, las tiendas de bricolaje y ferretería se consideraron esenciales y, por tanto, pudieron abrir. Sin embargo, Kingfisher decidió cerrarlas a partir del 15 de marzo, con el fin de establecer protocolos de funcionamiento seguro y solo se fijó servicio de click&collect, que comenzó a funcionar de forma progresiva desde el 23 de marzo, y un servicio de entrega a domicilio, que empezó a partir de la tercera semana de abril. Los puntos de venta comenzaron a abrir sus puertas por fases a partir del 24 de abril.

En Reino Unido e Irlanda, el descenso de las ventas en el primer trimestra ha sido del 14,7 % (en total, 1.095 millones de libras, unos 1.259 millones de euros).  Aquí también las tiendas de bricolaje y las ferreterías fueron consideradas esenciales, por lo que no se vieron obligadas a cerrar. Como en el caso de Francia, Kingfisher decidió cerrar todos los B&Q y los Screwfix desde el 23 de marzo para implementar protocolos de seguridad. A partir del 24 de marzo puso en marcha progresivamente su servicio de click&collect, junto con un servicio de entrega a domicilio. El 17 de abril se reabrieron 14 tiendas B&Q, a las que luego se han ido sumando el resto. En el caso de Screwfix, se sigue operando solo con servicio de click&collect.

En la República de Irlanda, todas las tiendas de ferretería y bricolaje están obligadas a permanecer cerradas desde el 28 de marzo y hasta el 18 de mayo. Mientras tanto, Screwfix está ofreciendo un servicio de entrega a domicilio.

Los descensos en Polonia y Rusia han sido mucho menos acusados. En Polonia, las ventas bajaron un 6 % (320 millones de libras: 368 millones de euros), mientras que en Rusia, la caída fue del 2,9 % (58 millones de libras: 66,7 millones de euros). En el primer caso, las 81 tiendas de Kingfisher continúan abiertas, bajo estrictas medidas de seguridad. Además, las restricciones en Polonia obligan a cerrar las tiendas los domingos y, hasta el 4 de mayo, también los sábados. En Rusia, 14 de las 18 tiendas están cerradas. El resto, una está abierta y tres parcialmente.

Solo en Rumania Kingfisher ha logrado incrementar sus ventas, un 11.2 % (43 millones de libras: 49,5 millones de euros). Todas las tiendas del grupo (35) permanecen abiertas.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados