Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Previsiones de apertura

Las ferreterías ponen el horizonte en la primera semana de mayo

Todos los sectores afectados por el cierre de actividad están pensando ya en cuándo y cómo podrán regresar a la nueva situación con la que nos encontraremos, una vez que se levante el estado de alarma. C de Comunicación ha preguntado a destacados distribuidores de ferretería su opinión al respecto.

Aunque la incertidumbre sigue siendo enorme, representantes del Gremi, Comafe, Cadena 88, Agrefema, Coinfer y Coarco se han atrevido a compartir sus reflexiones y previsiones.

La mayoría espera que las ferreterías puedan volver a abrir a partir del 4 de mayo, aunque "habrá que esperar a ver lo que decide el Gobierno, lo que dependerá de las cifras de infectados, muertos...", explica José Luis Beltrán, gerente de Coinfer. Lo que también tiene claro es que se hará con el cumplimiento de estrictas medidas de higiene, como uso de mascarillas por parte de clientes y empleados, mantenimiento de distancia de seguridad entre personas, instalación de mamparas de separación, pago con tarjeta, etc. Estas medidas "permanecerán en el tiempo con toda seguridad", 

Para Andreu Maldonado, presidente del Gremi de Ferreteria de Catalunya, aunque las ferreterías puedan abrir el 4 de mayo, no se recuperará "cierta normalidad comercial" hasta medidados de julio. Andreu espera, además, un mes de agosto con mayor actividad que otros años.

José Horcajo, presidente de Comafe, cree que la desescalada será gradual "y el sector de ferretería estará entre los primeros comercios minoristas en reabrir sus puertas. Una fecha razonable sería la semana 20, la del 11 de mayo, cubriendo todas las exigencias de control sanitario al efecto, por descontado. Pero todo depende de la evolución de la crisis sanitaria, que esperemos sea la mejor posible".

De la misma opinión es el director comercial de Cadena 88, Carlos Manrubia, quien recuerda que "muchas siguen abiertas de forma parcial para suministrar a sectores productivos esenciales. Hoy ignoro si permitirán activar todas las industrias, profesionales de la reforma, etc., en pocos días. Parece que es probable que lo hagan escalonadamente empezando en breve y es de esperar que las ferreterías fueran de los primeros comercios que pudieran abrir".

Los responsables de Coarco, por su parte, aseguran que, siendo optimistas, la apertura puede producirse el 4 de mayo. Si así fuera, "quizá el comercio al detalle (no las grandes superficies) podrían volver a la actividad en esa semana y, a partir de ahí, progresivamente, ir recuperando el resto de actividad comercial durante el mes de mayo".

Ferreteria Javier empleados en inventario

La plantilla de Ferretería Javier está aprovechando el cierre para realizar inventario.

Para Javier Fresneda, vicepresidente de Agrefema y responsable de Ferretería Javier, habrá grandes problemas si no se puede abrir a partir del 26 de abril y tiene claro que "la vida nos va a cambiar a todos". Su suministro industrial solo sirve pedidos urgentes a los clientes profesionales, pero no ha hecho ERTE -"lo más importante y valioso son nuestros trabajadores", cuenta-. Así que está aprovechando para hacer inventario. Aunque todavía desconoce cómo se producirá esa apertura, Javier cree que lo más probable, en su caso, es que coloque el mostrador fuera, para que así los clientes no pasen al interior de la tienda. "Afortunadamente, el 70 % de nuestra venta ya se realiza por e-mail y mediante pedidos programados".

La ferretería no será el sector con mayores pérdidas

De nuevo resulta difícil calcular las pérdidas económicas que sufrirá el sector de ferretería, entre otras cosas, porque dependerá de cuánto tiempo permanezcan cerradas finalmente las tiendas físicas. En lo que sí coinciden los profesionales consultados es que no será el que mayores pérdidas tendrá.

Las previsiones de decrecimiento dependerán "de la duración real del estado de alarma y del desescalamiento que, a fecha de hoy, se desconoce. Hay estudios que indican que, tras la reapertura, la recuperación de la situación anterior de las ventas no llegaría hasta diciembre de 2020. Honradamente hay que esperar, ya que es prematuro hacer una previsión seria", señala José Luis Beltrán.

Andreu Maldonado cifra el decrecimiento de todo el año en un 25 %. Por su parte, José Horcajo no prevé que la situación se normalice hasta pasados varios meses" o, incluso, todo 2020. "Será un año atípico, solo hay que ver las curvas que dibujan los expertos, con panoramas de 50 % de caída de ventas e incluso peores".

En Ehlis, solo se está generando un 25 % de las cifras habituales. Por tanto, la caída es del 75 % en las últimas semanas. En cuanto a la previsión para todo el año, Carlos Manrubia indica que "escucho en prensa cifras del 10 % al 30 %, en función del sector. Sufriremos pero, al cierre de año, no seremos de los sectores con mayores caídas". Y explica que "nuestro objetivo será adaptarnos rápidamente para cubrir con la mayor eficiencia las necesidades reales de nuestros asociados. Sin duda, deberemos hacer cambios para minimizar sus pérdidas y mejorar su rentabilidad. Esperamos que dichas pérdidas sean asumibles para todos y poder salvar así este complicado año. Trabajaremos para que no se destruyan negocios de ferretería y suministro industrial".

Desde Coarco insisten en que las pérdidas dependerán mucho "de la duración total del confinamiento y de la rápida implementación de las medidas de ayudas a familias y empresarios. Aún no lo tenemos cuantificado". Pero sí se atreven a ofrecer una previsión de decrecimiento de todo 2020. "Trabajamos con las magnitudes que está barajando el Gobierno de Canarias, de una caída del PIB en nuestra Comunidad Autónoma del 28 % aproximadamente, por la importancia del turismo que no se recuperará hasta el próximo ejercicio".

Javier Fresneda, aunque no sea posible saber a ciencia cierta lo que supondrá este parón de dos meses, calcula que las pérdidas rondarán entre el 30 % y el 40 %.

Productos menos afectados

No todas las familias de producto están viendo afectadas sus ventas por igual. Para José Luis Beltrán, los de verano quedarán muy tocados, porque "no habrá una vuelta a una situación de normalidad. Se salvarán, por ejemplo, los de ventilación, ya que tenemos muchos meses de buen tiempo y esos productos siempre serán necesarios, tengamos el país confinado o no".

Para el presidente de Comafe, en cambio, todos los productos se verán afectados de una manera u otra, pero "en función del momento, más unos que otros. Así, por ejemplo, la campaña de jardín de este año se verá, lógicamente, fuertemente afectada, por las fechas en las que estamos. También se prevé, por el contrario, como ya estamos viendo, un incremento muy importante en la demanda de productos de protección y sanitarios".

Esta fuerte demanda de EPI también la está viviendo Javier Fresneda: "El 80 % de lo que se vende es EPI y artículos de limpieza".

Carlos Manrubia opina igual, los menos afectados serán la "protección personal y algunos productos químicos... En general, productos de uso sanitario. La pintura, al ser primavera y disponer de tiempo en casa, también está experimentando buen consumo". 

También están notando una alta demanda de pintura en Coarco. En cambio, todo lo relacionado con la construcción y los hoteles sufrirá más que el resto. 

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados