Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
Thierry Garnier, director general de Kingfisher.
Thierry Garnier, director general de Kingfisher.

Kingfisher da marcha atrás: quiere volver a centrarse en sus clientes

Kingfisher acaba de publicar los resultados del tercer trimestre de 2019. En ellos se puede observar una caída generalizada de la facturación de todas las enseñas del grupo, a excepción -una vez más- de Screwfix.

Las ventas de Kingfisher han descendido un 3,2 % durante dicho periodo (moneda constante), resultado muy parecido al obtenido en el segundo trimestre, cuando la facturación bajó un 3,1 %. Estos datos han sido calificados por Thierry Garnier, el nuevo director general de la compañía (que sustituye a Véronique Laury), como "decepcionantes" y asegura que "es evidente que queda mucho por hacer para mejorar nuestro rendimiento".

"Mi primera evaluación es que no hemos encontrado el equilibrio adecuado entre obtener los beneficios de escala y permanecer cerca de los mercados locales", reconoce Garnier. Para el nuevo director general de Kingfisher, el grupo adolece de complejidad organizativa, además de poner en marcha "demasiado a la vez con múltiples iniciativas a gran escala que funcionan en paralelo". Todo ello explicaría, según Garnier, que las ventas se hayan visto afectadas y que el negocio haya perdido su objetivo de "centrarse en los clientes". 

Próximos pasos de Kingfisher

Tal y como comenta el máximo responsable de la compañía, la principal prioridad de Kingfisher se centra en "solucionar nuestros problemas operativos -especialmente en IT y en la cadena de suministro en Francia- y reorientar nuestros esfuerzos. Esto incluye detener o dilatar una serie de iniciativas para concentrarse en estabilizar el rendimiento y la actividad comercial". Aunque advierte que "el efecto de estos cambios no será inmediato".

Al mismo tiempo, el grupo está desarrollando un plan a largo plazo "para volver a centrarnos en nuestros clientes, simplificar nuestro modelo, adoptar la tecnología digital y devolver a nuestro negocio su crecimiento".

Principales datos de Kingfisher en el Q3 de 2019

En el tercer trimestre de este año (finalizado el 31 de octubre), el grupo británico solo creció en Reino Unido e Irlanda, pero impulsado por el gran resultado de Screwfix (7,9 %) y de forma muy ligera (0,4 %). Porque su buque insignia, B&Q, cayó un 3,5 %. Por otra parte, la multinacional está preparando la apertura de su primera tienda en la República de Irlanda, prevista para el cuarto trimestre.

En Francia, las ventas bajaron un 6,2 %, encabezadas por Brico Depôt (-6,4 %). Tampoco Castorama tuvo buenos resultados, con un descenso del 6 %.

En España y Portugal, las cifras han vuelto a ser negativas, con un decrecimiento del 8,2 %, el peor dato de este 2019. (Más información sobre los resultados de Brico Depôt Iberia en este enlace).

Los datos negativos de Kingfisher en este tercer trimestre han alcanzado incluso a Polonia, país que mantenía desde hace tiempo unos crecimientos destacados. Sin embargo, en este periodo sus ventas se redujeron en un 0,8 %. En Rumanía, la facturación bajó un 0,6 %, aunque en superficie comparable creció un 6,1 %, debido al "buen comportamiento de las ventas de las tiendas Brico Depôt".

Noticias relacionadas

Nuevos nombramientos en Kingfisher Nuevos nombramientos en Kingfisher
Siguen los cambios en Kingfisgher . La multinacional británica de...
Las ventas de Brico Depôt Iberia bajan más del 8 % en el tercer trimestre Las ventas de Brico Depôt Iberia bajan más del 8 % en el tercer trimestre
Durante el tercer trimestre de 2019, la facturación de Brico Depôt...

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados