Inicio / Branded Content / ¿Elegimos a nuestros empleados o nos eligen ellos a nosotros?
Mejorar el punto de venta

¿Elegimos a nuestros empleados o nos eligen ellos a nosotros?

Siempre hemos pensado qué queremos ser de mayor o en qué queremos trabajar, y seguro de niños nadie o casi nadie ha dicho que quiere trabajar en una ferretería. Debemos preguntarnos el porqué.

Sin duda, la respuesta y la solución la tenemos y la hemos tenido durante toda la vida, pero curiosamente no hemos hecho nada para cambiar y atraer a la juventud a trabajar en una ferretería como una actividad de futuro y reconocida.

Es un buen negocio, genera ganancias, pero casi nadie quiere trabajar en una ferretería. Ni hablemos ya de un niño: no conozco ningún caso que de mayor quiera ser ferretero.

Esto es un gran problema para nuestro sector: la falta de recursos humanos para trabajar en una profesión tan noble y bonita como la de atender a los clientes y darles solución a sus problemas. Por eso nos preguntamos si elegimos nosotros a la al personal o nos buscan a nosotros.

Sabemos lo que cuesta conseguir trabajadores para nuestras ferreterías. Esto dificulta el crecimiento y la estabilidad de nuestro negocio, y es un problema que se va incrementando hasta generar un conflicto por robar o captar empleados de otras ferreterías.

Si no tenemos empleados para poder atender, reponer, recepcionar, etc., se nos termina la actividad comercial, que es de lo que vivimos. Por eso hacemos lo que haga falta, hasta quitar o robar empleados de nuestra competencia e incluso a amigos y compañeros de cooperativa.

Esto es una realidad que cada día se va incrementado, pero no hacemos nada para mejorarlo. Por este motivo, cuando podemos conseguir a una persona para trabajar en nuestra ferretería es como un milagro que ocurre pocas veces. Mientras, le pedimos favores a los empleados en plantilla para que doblen o se queden más horas para poder cubrir las bajas o necesidades existentes en el día a día de nuestra actividad comercial.

¿Qué podemos hacer para captar el interés de personas que quieran trabajar en nuestra ferretería y no para periodos cortos o muy temporales?

Una de las acciones es comparar una ferretería con cualquier actividad comercial existente en todas las ciudades o poblaciones, con personas que les gusta el comercio y cada una de las especialidades: una tienda de moda, un establecimiento de alimentación… Y valorar por qué la ferretería no genera este interés.

La ferretería es una actividad comercial muy profesional y además agradecida que ofrece soluciones para todo tipo de clientes. Esto no ocurre en el resto de actividades comérciales, por eso hay que generar nuevas acciones y roles que hagan que trabajar en una ferretería sea tan atractivo como otras actividades que se desarrollan en todas nuestras ciudades.

No podemos estar esperando a que cambie solo el sistema. Debemos realizar modificaciones y aportaciones que sean visibles para que los posibles empleados tengan ganas de trabajar en el sector.

El poder de las grandes cadenas de bricolaje

La gran distribución de bricolaje sí que ha hecho mucho para generar interés en trabajar en nuestro sector, pero en estas grandes compañías lo que se ha conseguido es generar interés en trabajar en ellas, al margen de la retribución económica, los horarios, trabajar los sábados, festivos, etc. Pero el hecho de poder ascender y crecer dentro de la misma empresa genera en la juventud el interés de trabajar en estas grandes cadenas.

Es como una especie de imán o llamada para trabajar en ellos. En cambio, ferretería tradicional sigue quejándose de lo difícil que es conseguir empleados que quieran trabajar.

Cuando la permanencia es muy corta, se vuelve a empezar en una rueda sin fin: el ferreteo promete lo mejor y lo más idílico para el empleado y es verdad que se llega a cumplir la primera semana, pero cuando ya lleva dos o tres semanas se empieza a ver cómo es el sistema comercial de esta ferretería y cuáles son rasgos personales que aplica la propiedad y se hacen visibles. Esto termina generando un gran desengaño.

Y esto es algo que hacen muy bien estas grandes compañías de bricolaje: ofrecen formación, bonus anuales, poder crecer dentro de la propia empresa tanto en responsabilidades como en nuevos departamentos…

En nuestra ferretería debemos buscar a los empleados y no a cualquier empleado, sino a los mejores. Hay que ofrecer algo distinto a lo tradicional para captar la atención de este potencial joven y con ganas de aprender y crecer en una empresa. Y esto no se consigue ofreciendo sueldos estándar, horarios con jornadas laborales maratonianas, falta de cumplimiento de los acuerdos adquiridos, no disponer de medios tecnológicos para mejorar la gestión y la actividad, no contar con un plan de incentivos, etc.

Debemos cambiar muchísimo, y lo más importante es que debemos mentalizarnos de que sin buenos recursos humanos no hay ventas y tampoco hay clientes que quieran venir a comprar a nuestra ferretería.

En la actualidad, los empleados seleccionan si quieren o no venir a trabajar a nuestra ferretería cuando debería ser todo lo contario: que la empresa seleccione a los mejores candidatos y no lo que ocurre en la actualidad que nos quedamos con el primero que entrevistamos y además nos creemos las referencias y los CV que nos presentan. Estamos tan necesitados que no nos importa nada, solo que empiece a trabajar de inmediato a cualquier coste y forma.

Hay que conseguir que nuestra ferretería cuente con todos los requisitos o aportaciones como las que ofrecen nuestra competencia y el sector.

Sugerencias y comentarios

  • Contar con el mejor personal es la mejor estrategia para funcionar mejor.
  • Ofrecer condiciones dignas a nivel de horarios y calidad de vida son los elementos más valorados por los empleados.
  • Robar, quitar, extraer, etc. de nuestra competencia a los empleados no es la solución cuando si la permanencia de estos es corta.
  • Hay que ofrecer formación, días libres, horarios cómodos, sueldos y bonus económicos, etc. Todas estas acciones no son demandas especiales sino normales en el comercio actual y tendrían que ser habituales en la actualidad.

Autor: Antonio Valls

Antonio Valls, director general de SystemShop Consulting S.L. Autor del libro ‘F de Ferretería. Manual para la Ferretería del siglo XXI’.

Con más de 24 años de experiencia en gestión e innovación en el punto de venta, Antonio Valls es un apasionado del sector de ferretería y bricolaje.

Antonio Valls SystemShop Consulting

SystemShop Consulting S.L. es una empresa especializada en la optimización e innovación en el punto de venta (retail). Busca y da soluciones efectivas a cualquier problema: imagen del establecimiento, ‘lay out’, formación del personal, imagen corporativa, gamas de producto, negociaciones con proveedores, gestión de compras, ‘mystery shopper’, implantaciones, iluminación, rotulación y señalización, escaparates, gestión del punto de venta, indumentaria, distribución interior, decoración interior del establecimiento, lógica de funcionamiento.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
1 Comentario
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Felix
Felix
16/06/2023 12:40

Hola Antonio,
Como sugerencia, ¿se podrían analizar las ofertas de trabajo del sector para comentarlas y corregir/modificar?

Las ferreterías podrían utilizar este portal para ofertar puestos de trabajo

Más noticias sobre...

Scroll al inicio